El Mundo

Venezuela elige hoy presidente en medio de la crisis y el rechazo internacional

Maduro es favorito a la reelección aunque el 75 por ciento de los ciudadanos lo reprueba.

Domingo 20 de Mayo de 2018

Los venezolanos votarán hoy en unas controvertidas elecciones en las que el presidente Nicolás Maduro buscará la reelección ante tres rivales de poco peso, después de que la oposición declinara participar por considerarlas fraudulentas. Los 20,5 millones de electores convocados podrán asistir a más de 33.000 centros de votación y encontrarán una boleta electoral en la que Maduro aparece 10 veces y su principal oponente Henri Falcón cuatro, indicando el número de partidos que los apoyan. Falcón aceptó el reto de participar sin el apoyo de la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), que llamó al boicot, por lo que hay dudas sobre el nivel de participación que alcanzará hoy la elección. La MUD dijo que varios de sus candidatos fueron inhabilitados, como el caso de Henrique Capriles, y partidos políticos ilegalizados. La oposición llamó a abstenerse y a acudir a las iglesias en lugar de los centros electorales. Además de presidente se elegirán puestos para 23 asambleas legislativas, con más de 2.000 cargos en disputa.

   Los otros candidatos, que completan el pastor evangélico Javier Bertucci y el ingeniero Reinaldo Quijada, tuvieron 25 días para desplegar en la campaña sus ofertas, pero captaron poca atención de los electores, más preocupados por sobrevivir al principal problema económico: La hiperinflación. El voto se efectúa a través de un sistema electrónico, con máquinas que recogen los sufragios, acumulan la data, la totalizan y la envían por teléfono a la sede principal del Consejo Nacional Electoral (CNE).

   Los comicios fueron cuestionados por varios países, que adelantaron que desconocerán sus resultados, después de que Maduro se negara a suspender la cita en las urnas. Se trata de los 14 países del llamado Grupo de Lima (Argentina, Brasil, México, Colombia, Chile, Perú, Paraguay, Panamá, Honduras, Costa Rica, Guatemala, Canadá, Guyana y Santa Lucía), EEUU y las 28 naciones miembro de la Unión Europea. Maduro, goza de un 25% de popularidad, llevó a cabo una polémica campaña en la cual planteaba abiertamente comprar votos, ya que ofreció bonos en metálico a quienes voten, algo que fue denunciado como un delito por el comando de Falcón. Además de ofrecer dinero por votos, Maduro propuso una gran revolución económica para enfrentar la crisis, siempre desbordando seguridad en su triunfo hoy. En el cierre de su campaña, el jueves en Caracas, dijo que solo él puede emprender las reformas que necesita el país, para llevarlo a la prosperidad. "Tengo un plan, confíen en mí. Si me dan su voto y la victoria para el mandato 2019-2025, les juro que voy a encabezar grandes cambios económicos y hacer una gran revolución económica que sacudirá al mundo. Lo haré tarde lo que tarde, cueste lo que cueste", señaló.

   En la campaña alegó que la crisis económica era provocada por las sanciones financieras de EEUU, la guerra económica impuesta por empresarios acaparadores y el empeño opositor por derrocarlo. La oposición denunció que desde su convocatoria la elección presentó una serie de irregularidades. La Asamblea Constituyente, dominada por el chavismo y con poderes plenipotenciarios, hizo el llamado a los comicios adelantados, que luego avaló el CNE. Por su lado, Falcón propuso dolarizar la economía como una fórmula para frenar la hiperinflación, que en los últimos 12 meses escaló a casi el 13.000%.

   Las elecciones tienen lugar en un escenario social caótico por los crecientes precios de los bienes de consumo, así como el desabastecimiento y la ola de migrantes venezolanos que huyen del país buscando mejores oportunidades fuera.

   Maduro fue advertido por EEUU y la UE de que la elección no será reconocida, lo que abre un escenario de más sanciones contra funcionarios del gobierno y el país. "Me importa un carajo lo que digan. Me importa lo que diga el pueblo venezolano, que es el que elige a su presidente", señaló Maduro sobre las advertencias de que la elección será desconocida.

   El ministro de Exteriores, Jorge Arreaza, dijo que el gobierno de Canadá impidió a instalación de mesas electorales en los consulados venezolanos, lo que fue interpretado como un anuncio del desconocimiento del resultado de los comicios. La MUD dijo que hoy no habrá una elección sino un fraude que busca mantener a Maduro en el poder, sin tener el apoyo de la mayoría de los venezolanos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario