El Mundo

Italia: Draghi asumió al frente de un gobierno de unidad nacional

Aún falta la ratificación del Parlamento, pero al tener el respaldo de todos los partidos salvo uno, se descarta que la semana próxima tendrá el "voto de confianza" en las dos cámaras

Sábado 13 de Febrero de 2021

Mario Draghi, el hombre al que en gran medida se le atribuye haber salvado el euro, asumió este sábado el mando de Italia como primer ministro, después de formar un gobierno que incorpora a expertos económicos y técnicos de alto nivel junto a políticos de carrera de todo el espectro político, para guiar a la nación golpeada por la pandemia hacia la recuperación. "El nuestro será un gobierno écologista", les dijo Draghi a sus ministros durante la primera reunión de gabinete. El nuevo gobierno, sin embargo, aún debe recibir el respaldo del Parlamento, pero esto es considerado algo seguro, ya que la candidatura de Draghi logró el apoyo de todos los partidos parlamentarios salvo uno.

Draghi y sus 23 ministro prestaron juramento en el palacio presidencial del Quirinal. El presidente italiano Sergio Mattarella, impulsor de la candidatura de Draghi, le encomendó al ex presidente del Banco Central Europeo que formara un gobierno de unidad nacional y de alto perfil técnico para gestionar las crisis de salud, económica y social que trajo la pandemia.

Respetando las precauciones de salud contra el coronavirus, todos los participantes en la ceremonia de juramento usaban mascarilla. Cada ministro usó una pluma nueva para firmar su juramento. Draghi no hizo comentarios públicos durante las primeras horas de su mandato como primer ministro y sus ojos no mostraban ninguna una emoción perceptible sobre su mascarilla N95. El hombre es famoso por su parquedad. Mantuvo la misma posición tranquila que adoptó durante los días que pasó consultando a los líderes de partidos. Draghi es conocido por su carácter lacónico y parco, y ayer volvió a demostrarlo en el momento más importante de su carrera, si se deja de lado cuando tomó el mando del BCE. Por esto, ayer las palabras más citadas de Draghi eran las pronunció en 2012, cuando la Eurozona corría el riesgo de colapsar ante una crisis de confianza y prometió que el Banco Central Europeo haría "lo que fuera necesario'' para rescatar al euro.

La actual directora del Banco Central Europeo, la francesa Christine Lagarde, tuiteó sus felicitaciones y señaló las "décadas dedicadas de Draghi al servicio público para Italia y Europa''. Draghi, de 73 años y quien anteriormente también dirigió el banco central de Italia, reemplazó a Giuseppe Conte, quien renunció después de que el partido Italia Viva, del ex premier Matteo Renzi, le retiró su apoyo hace un mes. Draghi fue elegido después de que Conte no logró reunir suficientes respaldos para un tercer gobierno de coalición. Pero la Liga ahora volvió al Ejecutivo y se quedó con dos carteras, una de ellas estratégica, lo que causó malestar entre el otro partido populista, el Movimiento 5 Estrellas que en 2018 llevó a Conte a la jefatura de Gobierno. El ingreso de la Liga también causa reservas muy grandes en el otro socio clave que tuvo Conte, el Partido Democrático (PD). Por esto, y como es tradición en Italia, el futuro de la coalición es dudoso.

El nuevo gobierno debe someterse la semana que viene a un voto de confianza en el Parlamento. Allí Draghi dará a conocer su agenda de gobierno, cuya prioridad serán la crisis del coronavirus y el plan de vacunación en curso y cómo hará uso del Fondo Europeo o "Recovery Fund". Draghi, economista, deberá detallar cómo usará los 209 mil millones de euros prometidos por la Unión Europea a Italia para la reconstrucción pospandemia. Fue el uso de estos enormes fondos lo que desató la crisis de gobierno hace un mes. Matteo Renzi rechazó el plan de Conte y retiró a su pequeño pero fundamental partido Italia Viva del gobierno. Según su visión Conte tenía un plan tradicional y de corto alcance para el Fondo Europeo. Renzi y tal vez Draghi, lo ven como una ocasión única para que Italia financie sus reformas estructurales, siempre postergadas.

Ahora Draghi deberá desarrollar un plan sólido y presentarlo ante la UE. De ahi que si bien en su gabinete de 23 miistro hay muchos políticos, las carteras clave están en manos de tecnicos de su abstoluta confianza.Los nuevos ministros ocupan tres puestos clave: el de Economía, Daniele Franco, es el brazo derecho de Draghi y economista financiero como él; el de Innovación tecnológica, Vittorio Coalo, es ex CEO de Vodafone; y el físico Roberto Cingolani, al frente del nuevo ministerio de Transición Ecológica. Esta cartera había sido exigida por el Movimiento Cinco Estrellas (M5E). Pero Draghi no se lo concedió, algo que indignó a los “grillini”, como se apoda a los integrantes del M5E, por Beppe Grillo el cómico y bloguero que fundó el movimiento. Draghi debe tener en cuenta que el M5E representa la mayor fuerza del Parlamento y que hoy están divididos y en estado deliberativo. La otra novedad es el ingreso de la derechista y xenófoba Liga, de Matteo Salvini, que hasta ahora estaba en la oposición. Su economista Giancarlo Giorgetti, un moderado, es el ministro de Desarrollo Económico. Salvini también obtuvo la cartera de Turismo. Y Forza Italia, el partido de Silvio Berlusconi, que parecia estar en vías de extinción, se incorpora al nuevo gobierno con tres carteras: Administración Pública, Asuntos Generales, Sur y cohesión territorial. Se trata empero de ministerios "sin cartera", de segunda línea.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS