El Mundo

Boris Johnson pone rumbo a toda marcha hacia el Brexit a fin de enero

El abrumador triunfo electoral le dio una holgada mayoría absoluta en el Parlamento, y ahora tiene vía libre para concretar la salida de la UE.

Sábado 14 de Diciembre de 2019

Boris Johnson jugó sus cartas apostando a una elección anticipada y ganó: los votantes le dieron al primer ministro británico una amplia mayoría absoluta que le permitirá sacar al país de la Unión Europea a fines de enero (ver infografía), un resultado decisivo luego de más de tres años de estancamiento y de que el Brexit se "comiera" a dos primeros ministros, David Cameron, víctima del referendo que resultó inesperadamente a favor de la salida de la UE en 2016, y su sucesora Theresa May, quien nunca logró que el Parlamento británico aprobara su plan de salida "suave" acordado con Europa. Ahora Johnson irá a fondo sin negociar más con Europa y el 31 de enero se hará el Brexit "duro", sin concesiones a los pedidos europeos.

Los resultados le dan a Johnson un nuevo mandato para lograr que el Parlamento apruebe su acuerdo de salida de la UE. Desde que asumió en julio, había encabezado un gobierno en minoría y cuando la Cámara de los Comunes frenó el Brexit en octubre con una sucesión de seis derrotas a las iniciativas presentadas por Johnson, este convocó a elecciones con dos años de anticipación. El miércoles ganó de manera arrasadora su apuesta enlas urnas y de paso sepultó al opositor laborista Jerermy Corbyn en una crisis irremontable. Los laboristas hicieron su peor elección desde 1935, mientras los conservadores de Johnson lograron la mejor desde la era de Margaret Thatcher, en 1987.

En la calle, frente a la residencia oficial del número 10 de Downing Street, Johnson tomó el micrófono y dijo: "Voy a poner fin a todas esas tonterías, y vamos a consumar el Brexit a tiempo para el 31 de enero. Nada de condiciones, nada de `peros' ni de `tal vez'", proclamó entre los aplausos de sus seguidores. "Salir de la Unión Europea como un Reino Unido, recuperar el control de nuestras leyes, fronteras, dinero, comercio, sistema inmigratorio, cumplir el mandato democrático del pueblo", enumeró el premier británico en lo que es el corazón del Brexit: recuperar la soberanía británica plena que en parte se había entregado a la Unión Europea, como deben hacer todos los socios del bloque.

Johnson también tendió un ramo de olivo a los que quieren permanecer en la UE. Dijo que respetará sus "cálidos sentimientos" y que construirá una "nueva sociedad" con el bloque europeo, pero como "amigos e iguales en la soberanía".

El principal negociador del Brexit de la Unión Europea dijo que el resultado electoral aporta una muy necesaria "claridad" a la salida. l jefe de negociaciones de la Comisión Europea con el Reino Unido sobre su retiro de la UE, Michel Barnier, dijo en Bruselas que los 27 socios del Reino Unido en la UE esperaban desde hace un año "que nos digan lo que quieren. Ahora tenemos claridad".Tras expresar la esperanza de que el nuevo Parlamento británico ratificará el acuerdo de salida para que ésta se consume el 31 de enero, Barnier dijo que la UE está "preparada para la próxima fase" de negociaciones post-Brexit, que dé lugar a "una sociedad económica y estratégica fuerte, justa y ambiciosa".

La magnitud del triunfo de Johnson significó una derrota aplastante para Jeremy Corbyn, quien había prometido conducir al Partido Laborista a la victoria con la "mayor campaña impulsada por el pueblo que haya conocido nuestro país".

Pero los votantes rechazaron su intento de superar las divisiones en torno al Brexit al prometer un segundo referéndum sobre cualquier acuerdo con la UE. También rechazaron sus promesas de elevar los impuestos, incrementar el gasto social y nacionalizar sectores como el servicio de agua, los ferrocarriles y el Correo. También recibió críticas por acallar el disenso y no combatir el antisemitismo en las filas del partido. De hecho, el propio Corbyn es señalado de impulsor del antisemitismo en un país en el que el auge del integrismo islámico ha provocado no pocos atentados terroristas de parte de ciudadanos británicos de origen oriental.

Corbyn calificó el resultado de "muy decepcionante" para su partido y dijo que no lo liderará en otros comicios, aunque no dimitió de inmediato, como le reclamaron muchos laboristas. El veterano laborista de línea tradicionalista, dijo que habrá un período de "reflexión" y una elección interna a principios del año próximo. Corbyn, quien conservó su propia banca en el Parlamento, dijo que "en la campaña electoral presentamos un manifiesto de esperanza, pero el Brexit polarizó el debate a tal punto que pasó por encima del debate político normal". Phil Wilson, un parlamentario laborista que perdió su banca, dijo que atribuir la derrota aplastante al Brexit era una "patraña mendaz". La conducción de Corbyn "fue un problema mayor", tuiteó. "Decir otra cosa es delirante. La conducción del partido cayó como un balón de plomo en el umbral. La conducción del laborismo debe asumir la responsabilidad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario