Edición Impresa

Una noche interminable

La obra que, según su director, tiene como eje “a la muerte”, cuenta con un elenco conformado por Paula Diez, Alejandro Ghirlanda, Ariel Hamoui, Cecilia Lacorte y Soledad Otero.

Domingo 07 de Abril de 2013

“Y ahora sí. Tras puesta la puerta, sólo resta la felicidad y el horror de lo que sigue”, reza la frase del escritor Alejandro Tantanian para presentar “La escuálida familia”, la obra de Lola Arias y con la dirección de Felipe Haidar, que sube a los escenarios hoy, a las 21, y todos los domingos de abril, mayo y junio, en el mismo horario, en el Teatro de La Manzana (San Juan 1950).

La obra que, según su director, tiene como eje “a la muerte”, cuenta con un elenco conformado por Paula Diez, Alejandro Ghirlanda, Ariel Hamoui, Cecilia Lacorte y Soledad Otero.

LA MUERTE COMO MOTOR. La fábula cuenta que en una noche interminable se desata una tragedia: las hijas vuelven de cazar y, en vez de liebres, traen un huerfanito. “Padre” las autoriza a tenerlo en la casa sólo por una noche. Así, el huérfano hace estallar el reino familiar, la estructura patriarcal, donde la ley es el padre y su heredero varón. Él, Reo, es hijo de “Madre” y “Padre” y hermano de las niñas escuálidas. “La escuálida familia” es una tragedia desde la estructura hasta lo que sucede en el escenario, creo que fundamentalmente, habla sobre la muerte, pensándola como contenedora de vida o como única salida posible para ser felices y así poder empezar con una nueva familia. Digamos que también aborda la temática del origen de la vida y la familia desde un lugar poco convencional”, subrayó Haidar.

ESTRUCTURAS. La historia transcurre en un país cualquiera, muy frío, en una pequeña casa donde vive una familia muy particular. Pero en una noche interminable, se desata la tragedia. Las hermanas salen a cazar y en vez de liebres llegan con un huerfanito.

“Este personaje va a hacer estallar el reino familiar y la estructura patriarcal, ya que, al igual que Edipo o que Hamlet, vuelve para recuperar el trono perdido, no el reino, y regresa con un nuevo orden que es fundar “El Reino de los Idiotas””, explicó Haidar. Y relató que en esa misma noche se establecen relaciones extrañas en el entorno familiar y todo se desvirtúa cuando el reino es mirado de cerca con ojos de huerfanito.

   En cuanto al proceso de la obra, su director destacó: “Empezamos a abordar el trabajo con una idea en particular y en el transcurso fuimos descubriendo que si bien no estábamos por un camino equivocado, necesitábamos enfocarnos más en lo que sucede realmente en los cuerpos de los personajes y dejar de pensar tanto en la historia, en lo que se dice”.

   En ese sentido, el director oriundo de Santa Fe y radicado en Rosario detalló: “Lo que se dice, si bien no está en un segundo plano, por momentos queda totalmente opacado por lo que esta sucediendo frente a los ojos del espectador, que es de una intensidad tan grande, que la persona que esta sentada ahí adelante necesita tener todos los sentidos alertas. Es una obra con mucho suspenso”.
   
TODAS LAS MIRADAS. Después de haber obtenido excelentes repercusiones con su anterior obra, “La tercera parte del mar”, de la cual Haidar “aprendió muchísimo”, todas las miradas apuntan a su nuevo puesta en escena.

“No me gusta pensar en “La escuálida familia” a partir de las repercusiones de mi trabajo anterior. Son dos proyectos distintos y esta tiene otro formato. A nosotros nos gusta mucho y esperamos que a la gente también. Podría decir que estamos esperando al público, ansiosos de poder compartir la alegría que tenemos de estar estrenando esta obra. Además, las expectativas reducen la felicidad”, concluyó Haidar antes del gran estreno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS