Edición Impresa

Una mujer acusó a jefes policiales en actividad por proteger a traficantes

La ex esposa de Miguel Saboldi acusó a Pedro González y al "Pollo" Bassi de autores intelectuales del mortal incendio en la alcaidía. Norma Acosta dijo que su ex marido estaba peleado con el "Pollo" Bassi.  

Martes 16 de Abril de 2013

La ex esposa de uno de los internos muertos en el incendio de la alcaidía implicó a policías con cargos de conducción en la Unidad Regional II como protectores de una red de narcotraficantes. Esa red está vinculada, según dijo, con el intendente de Villa Gobernador Gálvez, Pedro González, y con Luis "El Pollo" Bassi, un barrabrava de Newell's con causas penales y escuchas telefónicas que lo relacionan con drogas. Norma Acosta los señaló a ambos como los autores intelectuales de la muerte de su ex marido, Miguel Angel "Japo" Saboldi, quien con otros cuatro hombres habían sido detenidos el 4 de abril pasado en una chacra de Alvear, en la que se hallaron 19 kilos de droga.

Acosta mencionó por sus nombres propios a oficiales de rango de la policía rosarina como integrantes de una red. Y aclaró que esos uniformados eran los "jugadores de González", aludiendo al intendente villagalvense, que ayer respondió las acusaciones con un comunicado (ver página 34).

La mujer que formula estas acusaciones será juzgada en junio próximo en Rosario acusada de integrar una banda dedicada al narcotráfico. Espera el proceso en libertad (ver recuadro).

150 mil pesos. Ante la jueza María Luisa Pérez Vara, Acosta señaló que el mortal incendio fue un ataque ordenado desde afuera e identificó a sus impulsores. "La muerte de mi marido salió 150 mil pesos. Lo pagaron el Gordo (por González) y los Bassi. Están metidos un tal Soria y el alcaide". En la declaración involucró a tres presos como los responsables del deceso de Saboldi.

"Me mandaron un papel que decía que a mi marido lo mató J. A. G. El actuó con E. E. y G. P. Las tres personas citadas, según sus dichos, son reclusos que estaban en el Alcaidía cuando ocurrió el trágico hecho.

En el oscuro incidente murieron Saboldi, de 36 años; Guillermo Benavente, de 32, y Darío Escobar, de 25 años, por las quemaduras y la inhalación de gases tóxicos. Acosta puso en duda esta versión y afirmó, según fuentes judiciales, que su ex marido fue atacado y recibió seis cuchilladas en la nuca antes de que se desatara el fuego. Al parecer, sostuvo, Benavente quiso defenderlo. "En el velatorio vi que tenía la nariz golpeada, la frente morada por un golpe y tenía «un huevo» en el costado izquierdo de la cabeza", explicó en el juzgado de Instrucción Nº5, a cargo de Pérez Vara.

Durante más de dos horas, Acosta reseñó la historia de enfrentamientos que su ex marido, según explicó, mantuvo con los Bassi. Recordó la primera muerte ocurrida en Villa Gobernador Gálvez, según ella, en medio de la disputa por el control de la venta de drogas.

"En el barrio donde vivían mi suegra y mis sobrinos —en General López al 100— mataron a un chico y se armó la guerra de narcos de los Bassi. Ellos querían poner un bunker, pero yo se los cerré. Entonces le dijeron al padre de mis hijos que cerrara la boca y comenzó un problema entre él (por Saboldi) y ellos. En realidad ya tenían un problema anterior porque mi marido era amigo de Roberto "Pimpi" Caminos y ellos querían quedarse con la hinchada de Coronel Aguirre" (un club de fútbol de Villa Gobernador Gálvez).

"Yo laburo y soy legal". La ex esposa del "Japo" memoró el ofrecimiento que le hizo el Pollo Bassi para que trabajara con él. "Hace un mes atrás mi marido me contó que el Pollo lo llamó por teléfono y le dijo «vamos a unirnos. Vamos a trabajar». El le respondió. "Yo no me mezclo. Yo laburo y soy legal. La respuesta de Bassi, según la mujer, fue: "Estamos en guerra. Te voy a matar de un tiro. Además, el Pollo lo llamó a Fabio «El Negro» López y le dijo que quería hablar con el «Japo». El «Negro» le dijo (a Saboldi) «quiere que hablemos (por Bassi) con González porque se viene la campaña y hay buena plata»".

A López, de 26 años, el 9 de abril dos encapuchados tiraron abajo la puerta y lo acribillaron con cinco balazos delante de su mujer y de su hijo de 14 meses. Para la mujer, en la muerte están implicados los Bassi. "Después que lo detuvieron a mi marido, Fabio López me dijo que lo querían matar los mismos que lo dejaron preso al "Japo", el Pollo y González. Al "Japo" te lo van a matar. Cuatro días después, unos tipos vestidos de policías se metieron en la casa de López y lo mataron", contó. Al otro día de la muerte de López, según Acosta, personas vinculadas a los Bassi mataron a Brian Aguirre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS