Edición Impresa

Una chica india de 13 años logró escalar el Everest

Malavath Poorna, una niña india de 13 años, se convirtió en la más joven en ascender a la cima del Everest, la montaña más alta del mundo.

Domingo 08 de Junio de 2014

Malavath Poorna, una niña india de 13 años, se convirtió en la más joven en ascender a la cima del Everest, la montaña más alta del mundo.

   La historia de Malavath, que pertenece a los “intocables”, la casta más baja de la India, fue revelada esta semana por la organización de beneficencia que patrocinó su expedición. La niña declaró que con su hazaña busca motivar a otros jóvenes pobres como ella para que luchen por superarse.

   Malavath es hija de campesinos. Ella y otro joven, Anand Kumar, de 16 años, ascendieron los 8.850 metros durante 52 días, conducidos por un equipo de diez guías nepaleses. Subieron el Everest por el lado tibetano, considerado el más difícil, y finalmente hicieron cumbre a las 6 de la mañana del pasado 25 de mayo, según informó Associated Press.

   Al repasar su experiencia, la adolescente contó que sufrió frío extremo, sintió miedo y hasta vio seis cadáveres en el último tramo del camino. “Al principio estaba asustada, pero el entrenamiento que recibí me ayudó a vencer el miedo. Nunca pensé en rendirme”, dijo a la BBC. Al alcanzar la meta, se conmovió hasta las lágrimas ante el espectáculo del amanecer, visto desde la cumbre del Everest. “Lloré de alegría al ver las poderosas montañas y la luz del amanecer a mi alrededor”, describió.

   La expedición de Malavath fue patrocinada por la Sociedad de Bienestar Social y Educativa Andhra Pradesh, una organización caritativa que se dedica a brindar apoyo económico y educativo a los chicos más pobres de un estado del sur de la India. La joven y su compañero, Anand, fueron elegidos entre más de 150 jóvenes de familias pobres que recibieron entrenamiento en deportes de aventura.

  Antes de Malavath, la mujer más joven en llegar a la cima del Everest era la nepalesa Nima Chemji, que lo escaló en 2012, con 16 años. El récord lo tiene el estadounidense Jordan Romero, que consiguió alcanzar la cumbre en 2010, a los 13 años y diez meses. Las suyas son verdaderas proezas, si se tiene en cuenta que más de 250 personas han muerto en el intento.

   “El objetivo de mi expedición fue inspirar a jóvenes y estudiantes. Para una chica como yo, las oportunidades son muy inusuales, y estaba buscando una oportunidad en la que pudiera demostrar lo que soy capaz de lograr”, dijo la pequeña alpinista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario