Edición Impresa

Un taxista resistió un atraco arriba de su auto y mató a un asaltante

Un joven de 20 años fue asesinado de tres balazos por un taxista a quien intentó asaltar ayer a la madrugada en la zona sudoeste de la ciudad. Según fuentes policiales, el homicidio ocurrió cuando el ladrón...

Lunes 21 de Octubre de 2013

Un joven de 20 años fue asesinado de tres balazos por un taxista a quien intentó asaltar ayer a la madrugada en la zona sudoeste de la ciudad. Según fuentes policiales, el homicidio ocurrió cuando el ladrón y su cómplice le exigieron al chofer la recaudación y entonces se originó un forcejeo que culminó con el disparo de un arma de fuego.

En este sentido, al cierre de esta edición faltaba una pericia que indicara si el arma homicida era la que portaban los ladrones o si se trató de una pistola que llevaba el taxista, que según voceros consultados es un empleado policial de 50 años que ya no prestaba servicio por encontrarse cerca del retiro.

El hecho se suma a una cadena de episodios a bordo de taxis que mantiene en estado de alerta al Sindicator de Peones, quienes habían anunciado un paro de 36 horas para ayer que fue levantado al dictarse la conciliación obligatoria.

Fuentes policiales confirmaron que el crimen de Gonzalo Esteban Aguirre ocurrió el domingo alrededor de las 3.30 de la mañana en inmediaciones de Lima y Garay. Al parecer, minutos antes el muchacho de 20 años y otro joven habían tomado el taxi Fiat Siena que conducía Eduardo R., de 50 años, en la esquina de Rouillón y Presidente Perón.

Apenas subieron, los falsos pasajeros esgrimieron un arma de fuego y le exigieron al chofer que los trasladara hasta Lima y Garay.

Al llegar al destino los maleantes le exigieron al taxista a punta de pistola que les entregara la recaudación. Entonces Eduardo R. les dio la billetera y aprovechó ese momento para resistir el atraco. Así se originó un forcejeo durante el cual se disparó un arma de fuego.

Los ladrones bajaron del vehículo con la intención de escapar a la carrera. Sin embargo, Aguirre alcanzó a transitar apenas unos metros hasta que se desplomó y falleció en el lugar.

Tres tiros. Según los datos preliminares aportados por la policía, el muchacho recibió tres balazos en el pecho con orificio de salida por la espalda.

En este contexto, ayer se esperaban los resultados de las pericias para determinar si las balas que mataron al joven fueron disparadas por el arma que llevaban los asaltantes o si se trataba de la pistola 9 milímetros reglamentaria que Eduardo R. portaba en su condición de policía.

En este marco, anoche al cierre de esta edición el taxista permanecía detenido a disposición del juzgado de Instrucción Nº 6. El hecho es investigado por personal de la comisaría 18ª y de la Brigada de Homicidios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS