Edición Impresa

Un policía ejecutó a un joven en oscuro episodio

Un joven de 22 años resultó muerto de un disparo en un confuso episodio ocurrido la tarde de ayer en pasaje Franklin y Cullen, en el corazón del barrio Empalme Graneros. El muchacho cayó...

Viernes 11 de Octubre de 2013

Un joven de 22 años resultó muerto de un disparo en un confuso episodio ocurrido la tarde de ayer en pasaje Franklin y Cullen, en el corazón del barrio Empalme Graneros. El muchacho cayó abatido por un efectivo del Comando Radioeléctrico que vive a metros del lugar del crimen y que estaba franco de servicio. La versión oficial del episodio sostiene que el agente habría observado cuando el joven pretendía robarle a una cobradora de la empresa de cosmésticos Avon y entonces, para impedir el delito, mantuvo un enfrentamiento armado con el presunto ladrón. Sin embargo, vecinos del lugar sostuvieron ante las cámaras de televisión que el efectivo policial los amenazaba permanentemente y que habría matado al joven a sangre fría y sin mediar delito alguno.

El episodio se registró cerca de las 17 de ayer en circunstancias aún no aclaradas por la policía, que anoche estaba herméticamente cerrada y se negaba a brindar información, incluso sobre las identidades de los dos involucrados en el trágico hecho.

Según pudo saberse, el policía vive a metros del lugar donde cometió el crimen y aparentemente habría conocido del barrio al joven fallecido. "Cuando vengo corriendo veo que el policía le tira al muchacho y después vienen mi hermana y mi sobrino y este hombre y la mujer le pegaban al chico que estaba tirado en el piso y le gritaban «te voy a matar». Yo le dije que le dejara de pegar, que ya estaba muerto", dijo una vecina acongojada ante las cámara de televisión.

Las amenazas. Otras mujeres del barrio vociferaban situaciones en las que el uniformado habría amenazado a varios de ellos: "Cuando pasan chicos o chicas con capucha o gorritas este hombre les dice que no molesten y les muestra el arma. Además dice a cada rato que acá en el barrio somos todos choros y que nos va matar", contó una mujer con un bebé en brazos.

El joven ultimado, dijeron las fuentes, vivía en un asentamiento precario que se levanta a pocas cuadras de donde cayó muerto, por lo que unos minutos después algunos de sus familiares llegaron al lugar desatando escenas de fuerte dramatismo. Incluso, una mujer que dijo "yo lo crié, yo lo vi nacer" y luego rompió en llanto, estuvo entre quienes se arremolinaron en torno al cadáver.

Tras el episodio, unos siete patrulleros del Comando arribaron al lugar y desde entonces nada se pudo conocer acerca de lo ocurrido. Sólo trascendió que en las cercanías de la casa del uniformado se encantaron casquillos de bala calibre 9 milímetros y según se pudo reconstruir en base a los comentarios de otros vecinos el policía habría disparado más de una vez sobre el muchacho.

Por otra parte, la versión del enfrentamiento fue lo único brindado por una alta fuente policial a últimas horas de anoche, y aseguró que un cómplice de la víctima huyó del lugar llevándose un arma de fuego. El hecho es investigado por la seccional 20ª de la Unidad Regional II.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS