Edición Impresa

Un aficionado buscador de metales halló una pepita de oro de cinco kilos

El descubrimiento sorprende a los expertos. Se estima que el valor del botín está por encima de los 250 mil euros (330 mil dólares).

Viernes 18 de Enero de 2013

Un aficionado a buscar metales ha asombrado a los expertos de todo el mundo al desenterrar una pepita de oro de 5,5 kilogramos de peso en el estado australiano de Victoria, al sur del país.

El buscador de tesoros, que ha preferido mantenerse en el anonimato, encontró el suculento botín cuando inspeccionada una zona cercana a la ciudad de Ballarat, con un detector de metales.

Según se comenta, el hombre tuvo que escarbar 60 centímetros de tierra hasta dar con la megapepita cuyo valor se ha estimado entre 250 mil y 400 mil euros (de 330 mil a 530 mil dólares).

Los expertos locales dicen que llevan décadas buscando oro en la zona pero es la primera vez que se produce semejante aparición.

El oro forma parte de la historia de Ballarat, quinta ciudad del interior de Australia con una población de 100 mil habitantes.

Las noticias de los hallazgos comenzaron a correr en los propios orígenes del poblado. Fundada en 1838, varios descubrimientos ocurridos en 1850 provocaron una fiebre del oro en Ballarat que motivó a muchos inmigrantes a asentarse allí. La primera planta australiana de oro se estableció en dicha población en 1854.

Inaudito. "Llevo 20 años como buscador y comerciante y no puedo recordar la última vez que hallé una pepita de más de 100 onzas" (equivalente a 2,8 kilos), afirmó Cordell Kent, dueño de la tienda especializada Minería Ballarat Gold Exchange.

"La pepita es muy importante como muestra mineral. Llevamos 162 años inmersos en la fiebre del oro y Ballarat sigue produciendo pepitas. Es inaudito", agregó.

El usuario TroyAurum subió un video a Youtube en el que se puede admirar el tamaño de la pieza. TroyAurum asegura que el hombre que la encontró le dijo que "sonaba como el capó de un coche a través de los auriculares". Al parecer, el hombre utilizo un dispositivo que permite detectar metales enterrados a cierta profundidad.

"Un descubrimiento como este da esperanza a la gente. Es mi sueño de encontrar algo así y he estado haciendo prospección durante más de dos décadas", agregó el esforzado y afortunado aficionado según recogió un diario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS