Edición Impresa

Tradicional bar Blanco

Al leer la nota que sorprendió a propios y extraños, me veo en la obligación de aclarar lo ocurrido en la historia reciente del clásico bar.

Domingo 11 de Enero de 2009

Al leer la nota que sorprendió a propios y extraños, me veo en la obligación de aclarar lo ocurrido en la historia reciente del clásico bar. El que escribe es quien presentó a los únicos dueños de toda la vida a la persona que estuvo desde 2003 hasta el fin del vínculo comercial, que aclaro, fue de sólo alquiler del fondo de comercio, en diciembre de 2008. En ese entonces, al fallecer el mayor de los hermanos Blanco, la decisión tomada por la familia fue la de delegar ese arduo trabajo de atender a la cuantiosa y fiel clientela del bar. Se me ocurrió que un amigo personal era la vía adecuada en donde todos ganarían, comercialmente y sobre todo en tranquilidad. La realidad me mostró que además de equivocarme, los hechos de estos últimos días tocaron lamentablemente temas tan delicados, sobre todo en este país, como el del aparente robo de identidad. Espero, ahora sí, volver a equivocarme. Los que sentimos a la amistad de manera incondicional, tanto como el amor al club y a la propia familia, sabemos que el dolor causado por tamaña decepción no pasará pronto. Por el contrario, el mítico bar en febrero abrirá sus puertas con todo lo que cada uno de los que han ido desde 1922 han sabido encontrar. La misma esquina, los mismos empleados, a los Blanco desparramando balones, lisos, picadas y anécdotas, y por supuesto, el mismo espíritu, el del tradicional bar Blanco, o como dicen sus fieles parroquianos: "El Blanco".

Mario Ariel Parodi

DNI 21.947.000

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS