Edición Impresa

Según expertos, los frenos del tren que chocó en Castelar no fallaron

Una comisión investigadora integrada por expertos de cinco universidades nacionales concluyó que los frenos del tren que embistió a otro en Castelar el 13 de junio pasado, provocando la...  

Viernes 12 de Julio de 2013

Una comisión investigadora integrada por expertos de cinco universidades nacionales concluyó que los frenos del tren que embistió a otro en Castelar el 13 de junio pasado, provocando la muerte a tres personas y heridas a otras 315, no fueron accionados por el maquinista.

El informe presentado ante la Justicia Federal de Morón por expertos de las universidades de Buenos Aires, San Martín, Tecnológica Nacional (UTN) y Lanús determinó que no hubo fallas en el sistema de frenos de la formación Chapa 1 de la Línea Sarmiento que embistió al tren Chapa 19, según la lectura de los datos de la caja negra (registradora de eventos) del tren.

Los investigadores de la comisión conformada por el gobierno nacional para determinar las causas del accidente concluyeron que la palanca de frenos no fue accionada, y no se corroboró que se hayan aplicado los frenos de emergencia. "Se observa un comportamiento dentro de los parámetros normales. En el tramo anterior a la última detención (Morón) se observa una continua aceleración hasta alcanzar aproximadamente los 75 kilómetros por hora e inmediatamente después una importante desaceleración... De esto puede inferirse que hasta ese momento el equipo presenta una perfecta capacidad de frenado", se indica en el informe a partir del análisis del GPS.

Los expertos señalaron que "a partir de Morón se observa una velocidad permanentemente creciente hasta el momento del impacto", mientras "no se registran fallas de la unidad de freno" y "no se registra aplicación de freno de emergencia".

En la lectura de la caja negra "se registra un toque de bocina después de la salida de Morón y dos toques de bocina aproximadamente 15 segundos luego del primero. Esto se confirma en el audio de video".

Independientemente de la caja negra y de los datos del GPS, en dicho estudio se determinó que al momento del impacto la velocidad era de 65 kilómetros por hora.

El motorman del tren Chapa 1, Daniel López, que está imputado en una causa a cargo del juez federal Jorge Rodríguez, había aseverado que los frenos de la formación no le respondieron. "Ya cuando quise bajar la velocidad por el primer semáforo, el freno no me respondió. Cuando veo el tren detenido adelante, intenté frenar por todos los medios", describió sobre el dramático momento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS