Edición Impresa

Reanudan visitas guiadas a la cueva de Altamira

La joya mundial del arte rupestre será abierta en forma limitada al público tras 12 años de clausura. Evaluarán el impacto que suponen las excursiones

Domingo 19 de Enero de 2014

La cueva española de Altamira, joya del arte rupestre en España, volverá a recibir visitas limitadas y de forma experimental 12 años después de cerrar sus puertas al público, informó ayer el patronato rector del conjunto artístico.

"El objetivo es analizar el impacto que tiene la presencia humana en la conservación de la cueva", aclaró el director del Museo Altamira, José María Lasalle, a la agencia DPA.

Según la planificación propuesta, se realizará una visita a la semana entre este mes y agosto venidero. Los grupos estarán formados por seis personas (cinco visitantes y un guía) y se someterán a los protocolos de accesibilidad establecidos conforme a la investigación previa recopilada en la primera fase del programa científico. El período de vistas experimentales podrá sufrir modificaciones y cambios en función del programa de investigación.

Se ha calculado una participación aproximada de 192 personas en los ochos meses que durará esta segunda fase del estudio. La gestión de las visitas experimentales se realizará desde el propio Museo de Altamira, en donde se efectuará una selección aleatoria entre los visitantes del museo que se encuentren en el mismo en los días programados para la visita experimental.

Las visitas durarán 37 minutos y habrá un itinerario con tiempos de permanencia definidos para cada estancia. Los visitantes deberán vestir mamelucos desechables, gorro, guantes, mascarillas, así como un calzado especial que facilitará el museo. No se permitirá tocar las rocas ni sacar fotos.

En las visitas se controlará en el interior de la cueva la temperatura del aire y de la roca, la humedad relativa del aire, la contaminación microbiológica, las aguas de infiltración, el radón y el CO2, entre otros. En el exterior, se controlará la temperatura del aire, la del suelo, la humedad relativa, la microbiología, la humedad específica, la presión atmosférica y el CO2.

Los resultados de esta fase tendrán que definir la incidencia de la entrada de personas en la cueva y sus posibles efectos en la conservación y estabilidad de la cavidad, lo que condicionará la futura gestión del bien cultural.

La cueva está considerada "la Capilla Sixtina" del arte rupestre. Situada en Santillana del Mar, una pequeña localidad del norte de España, fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985.

Su conjunto pictórico pertenece a los períodos magdaleniense y solutrense y sus más de 260 pinturas cuentan con más de 14.500 años de antigüedad.

La cueva fue descubierta en 1879 y se convirtió desde principios del siglo XX en una referencia para la investigación del arte del paleolítico.

Durante años recibió miles de visitas, hasta que en 1977 fue cerrada al público por el deterioro de sus pinturas. En 1982 volvió a abrir sus puertas, aunque con un límite anual de visitas que provocó una dilatada lista de espera. Diez años después volvió a clausurarse.

En 2001 se inauguró, junto a la cueva original, una réplica abierta al público y sin restricciones que, el año pasado, fue visitada por 240.000 personas

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS