Edición Impresa

Preocupa el auge de embarcaciones truchas que cruzan gente a las islas

Los únicos muelles de donde zarpan lanchas autorizadas son Costa Alta y La Fluvial. No tienen elementos de seguridad ni seguro, y parten desde sitios no autorizados y sin ningún tipo de control.  

Domingo 20 de Octubre de 2013

Amontonados, sin elementos de seguridad ni seguros y con un regreso incierto, así viajan a las islas quienes cruzan el río a bordo de las varias lanchas no autorizadas que se ofrecen en la zona norte. En la ciudad hay sólo dos muelles habilitados para las embarcaciones que trasladan pasajeros: Costa Alta (en Alberdi) y La Fluvial (en el área central), sin embargo los lugares desde donde zarpan servicios no autorizados son muchos más: la bajadas públicas la rambla Catalunya, de algunas guarderías e incluso de los clubes.

Entre la gente que concurre al río a estos servicios se los conoce como "taxis náuticos" y la tarifa que cobran suele ser inferior a la de las lanchas tradicionales, lo que nadie garantiza es que la travesía no se termine convirtiendo en una verdadera odisea.

El problema no es nuevo. La temporada pasada, los lancheros que trabajan en el muelle de Costa Alta ya llevaron sus denuncias a Prefectura y al municipio. "Cada vez hay más lanchas que trabajan en forma ilegal. Sin habilitación ni elementos de seguridad y llevando a 10 o 12 pasajeros donde pueden viajar apenas cuatro o cinco", advirtió Germán Segurado, titular de la firma Transporte Fluvial del Paraná.

Con la llegada de la temporada de verano, el municipio realizará una campaña informativa entre los bañistas que acuden a las islas. Uno de los puntos será la recomendación de cruzar desde los únicos dos lugares autorizados: Costa Alta, en la zona norte, y La Fluvial en el centro.

"Desde la Municipalidad, lo único que podemos hacer es recomendar y sensibilizar para que quienes cruzan el Paraná en lanchas de pasajeros lo hagan desde los muelles habilitados. La potestad para el control de las embarcaciones no es nuestro, sino de la Prefectura", apuntó el subsecretario de Gobierno de la Municipalidad, Diego Beretta.

Las autoridades del balneario La Florida detectaron durante la temporada pasada cerca de una decena de puntos desde donde se ofrecían estos servicios. "No son puestos fijos, sino que van rotando, pero se usan las bajadas públicas de la rambla Catalunya y de algunas guarderías o clubes. A medida de que Prefectura detecta la salida de lugares no habilitados, se trasladan a otros embarcaderos", apuntó el gerente del balneario La Florida, Lucas de la Torre.

La mayoría de los que ofrecen estos servicios son los dueños de canoas o lanchas pequeñas y el precio del cruce resulta menor que el de las lanchas habilitadas, incluso se puede discutir antes del viaje. Pero el beneficio termina allí. "No cuentan con las medidas de seguridad adecuadas, salvavidas y muchas veces suben más pasajeros que los permitidos por la capacidad del vehículo. Y se dan situaciones particulares de algunos que cruzan pasajeros a la isla y después no los van a buscar", indicó De la Torre.

Sin control. Para Segurado, el crecimiento de embarcaciones ilegales es la contracara de la ausencia de controles adecuados en el río. "Hemos denunciado el tema varias veces en Prefectura y en el municipio. Incluso llevamos filmaciones y fotos certificadas por escribano. Un fin de semana, en el estacionamiento de La Florida llegó a haber siete lanchas trasladando pasajeros. No pretendemos cortar el trabajo de nadie, pero pedimos que se le exijan las mismas condiciones de seguridad que a nosotros, porque si ocurre un accidente lo vamos a lamentar todos", apuntó Segurado.

Entre los requisitos que se piden a las embarcaciones habilitadas para trasladar pasajeros figuran salvavidas, luces de bengalas, dos personas habilitadas para el manejo (un conductor y un marinero), matafuegos e inspecciones eléctricas y mecánicas anuales. Además cada cuatro años deben someterse a una revisión del casco y el motor. Obviamente, las lanchas ilegales no están sujetas a ninguna de estas obligaciones.

Precios en alza

Cruzar a los paradores de las islas desde el muelle de Costa Alta cuesta esta temporada 35 pesos. Salir de la Estación Fluvial es más caro: para llegar al banquito San Andrés hay que abonar 60 pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS