Edición Impresa

Perpetua para un hombre que mató al novio de su hija

Un vigilador de 46 años encontró en su casa a un chico de 16 durmiendo con su hija. Lo golpeó salvajemente y lo arrojó de un séptimo piso. 

Sábado 15 de Marzo de 2014

La Justicia de Pergamino condenó ayer a prisión perpetua al vigilador Fabián Núñez, al considerarlo responsable de haber tirado por la ventana de un séptimo piso al novio adolescente de su hija, en esa ciudad bonaerense.

   Tribunal Oral en lo Criminal calificó el crimen de Iván Jesús Hortiguera, de 16 años, ocurrido el 6 de enero de 2012, como “homicidio calificado por haber sido cometido con alevosía”, frente a la “indefensión del joven” que fue arrojado por la ventana luego de ser “brutalmente golpeado”.

   “Hoy pensé en Iván, él seguramente me está mirando y agradeciendo a los jueces y al fiscal por toda la investigación y la condena. Se hizo justicia”, sentenció, entre lágrimas, Juan Hortiguera, el padre del menor.

   Tras conocerse los alegatos, el vigilador, que no estuvo presente en la sala, esgrimió que la situación “se le fue de las manos” cuando encontró al adolescente con su hija, Tamara Núñez, durmiendo juntos en la habitación de su casa

   Con esta sentencia, la Justicia de Pergamino hizo lugar al pedido del fiscal Nelson Mastorchio y los abogados de la familia de la víctima, quienes reclamaban la pena máxima para Núñez, de 46 años.

   Los hechos. El Tribunal determinó que el asesinato se produjo cuando el vigilador ingresó a su departamento y encontró al menor durmiendo con su hija en la habitación de la adolescente.

   Según pudo constatar la fiscalía, Núñez golpeó e insultó a Iván durante una hora y media y, tras fracturarle la mandíbula y la nariz, lo colocó sobre el marco de la ventana y luego lo arrojó.

   Durante el tiempo que el adolescente fue sometido por el vigilador también fue instado bajo amenaza a tirarse desde el séptimo piso, aunque fue el mismo Núñez quien terminó arrojándolo ante la total “indefensión” del menor.

   Nancy Quintero, la madre de Iván, consideró que la condena por “homicidio agravado con alevosía” significa “un poco de tranquilidad para la familia”.

   “Vamos a seguir adelante por el resto de nuestros hijos. Aunque no nos vamos a resignar a haber perdido a Iván. Ahora sabemos que se hizo Justicia”, enfatizó la mujer.

   En tanto, el padre de la víctima, dijo que “desde que pasó esto yo pienso que cada día que pasa es un día que estoy más cerca de mi hijo, y a veces lo que más quiero es encontrarme con él”.

   Desde el entorno de Núñez habían declarado que Hortiguera había tomado la decisión de tirarse del séptimo piso del edificio ubicado en Goyita Salas 440, cerca de la ruta nacional 8, al encontrarse deprimido por una pelea con su padre.

   El crimen ocurrió el 6 de enero de 2012, cuando Tamara, por entonces, de 14 años, se encontraba sola en el departamento y a las 3 de la madrugada llamó a Iván para que fuera a su casa porque su padre había salido. A las 8, Núñez ingresó al domicilio y encontró a su hija durmiendo con su novio, por lo que comenzó a insultar y a golpear brutalmente al joven. “Andate de acá, te voy a matar, si no te tirás, te tiro yo”, le dijo el vigilador al adolescente mientras lo golpeaba, según declararon los vecinos, antes de tomar la decisión de arrojarlo por la ventana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS