Edición Impresa

"No sabía lo que firmaba y no le pagué a la policía"

"Nunca declaré nada. Lo firmé sin leer". Con expresiones de ese estilo, Carlos "Toro" E. intentó despegarse de la denuncia de una detención extorsiva que había realizado en julio contra policías...

Jueves 12 de Septiembre de 2013

"Nunca declaré nada. Lo firmé sin leer". Con expresiones de ese estilo, Carlos "Toro" E. intentó despegarse de la denuncia de una detención extorsiva que había realizado en julio contra policías de Jefatura. Según dijo entonces, los efectivos lo retuvieron ilegalmente y le exigieron 50 mil pesos a cambio de no abrirle una causa. Pero ayer desmintió sus propios dichos al declarar ante el juez que investiga la maniobra, detectada con escuchas telefónicas.

Ante el juez Juan Andrés Donnola, el hombre negó haber sido detenido y pagado un rescate para salir en libertad el 24 de julio pasado. La desmentida no fue tajante: reconoció que el día del hecho fue interceptado por policías en la puerta del Hospital de Emergencias. Y admitió haber pedido por teléfono esa suma de dinero —según dice ahora por su cuenta y sin la intervención de policías — a Milton Damario, un joven que está prófugo por homicidio.

"No sabía lo que firmaba. No lo leí antes porque leo entrecortado", dijo Carlos E. al declarar en el juzgado de Instrucción Nº 7 con su abogado, Marcos Cella. Este hombre, al que le dicen "Toro", está preso por un homicidio ocurrido en Villa Gobernador Gálvez aunque al momento del hecho tenía salidas laborales. A fines de julio denunció en la División Judiciales de Jefatura haber sido víctima de una extorsión policial. Declaró luego de que policías de Orden Público descubrieran la negociación extorsiva en escuchas al celular de Milton Damario, un joven que está prófugo por el crimen de Claudio "Pájaro" Cantero.

En el teléfono intervenido a Damario se detectó que el 24 de julio lo llamó Toro para pedirles prestados 50 mil pesos. Le dijo que estaba retenido en Jefatura y que le exigían esa suma para soltarlo. De las escuchas surge que Damario envió 20 mil pesos y que el pago se realizó en una estación de servicio del Automóvil Club Argentino cercana a Coronda. Cuando eso salió a la luz por las escuchas, "Toro" fue citado a dar explicaciones. No sólo reveló la extorsión policial sino que acusó a Damario de haber baleado el frente de su casa tras el pago del rescate.

Con la trascendencia pública del caso, y expuesto a presiones tanto de policías afectados como del mismo Damario, Toro modificó ayer su versión de los hechos. Por empezar, desconoció haber realizado la denuncia que lleva su firma en la División Judiciales. "Lo firmé porque me dijeron que me revocaban las salidas laborales", dijo en referencia al beneficio que le permitía salir de la alcaidía para trabajar como mecánico de 8 a 22 y que fue suspendido días atrás.

Su desmentida no cancela la causa: hoy declararán ante Donnola los dos policías de Judiciales que le tomaron la primera denuncia.

Aunque negó la detención ilegal, Toro reconoció haber sido abordado por policías de civil "un lunes cerca del mediodía", cuando salía de visitar a un conocido en el Heca junto a un amigo apodado "Coco". Hasta ahí, lo mismo consta en la denuncia policial. Precisó que los efectivos iban en un VW color bordó del que no recuerda la patente.

El se movía en un VW Bora rojo al que se subió uno de los efectivos que viajó con él hasta el primer portón de la alcaidía. "Le pedí que no me arruine la (salida) laboral. El moduló por handy, me dijo andá nomás y me dejó salir", relató. En cambio, sostuvo que a Coco lo ingresaron en averiguación de antecedentes y ya no supo de él. Dijo no recordar a qué sección pertenecían los efectivos que lo retuvieron y respondió que no podría reconocerlos. Desde ahí, declaró, se fue a su casa, adonde tiene el taller mecánico.

Acerca de su Bora rojo, sobre el que pesa pedido de secuestro pero no pudo ser hallado, explicó que se lo robaron pero decidió no hacer la denuncia "por si lo devolvían". Antes había dicho que al auto se lo había robado Damario, pero ahora lo negó. "Milton Damario no me robó en ningún momento. Lo conozco del barrio y le arreglo autos", planteó.

¿Cómo explicaría, si no hubo detención ilegal, el contenido de las escuchas y el pedido de dinero a Damario? Toro se hizo cargo del pedido de dinero pero despegó a los uniformados: "Lo que figura en las escuchas es una maniobra que nosotros le hicimos al Milton para sacarle 50 mil pesos. La policía no tuvo nada que ver". Aclaró que a ese llamado lo hizo desde su auto, el día que lo detuvieron, porque eso le dio la idea de cómo sacarle plata a Damario para salir de un apuro económico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS