Edición Impresa

Mujica: "Nada ni nadie podrá separar a Argentina de Uruguay"

Relaciones complicadas. Tras su exabrupto contra Cristina, el mandatario oriental buscó poner paños fríos y habló del origen común de ambas naciones.

Sábado 06 de Abril de 2013

El presidente uruguayo, José Pepe Mujica, destacó ayer el vínculo histórico entre su país y la Argentina, en medio de la polémica por su exabrupto sobre su par Cristina Kirchner, y aseguró que "nada ni nadie podrá separar" a ambas naciones.

"Si bien la historia nos separó, nada ni nadie puede descuajar nuestra historia", enfatizó Mujica, tras referirse a las "instrucciones" de la Asamblea de 1813, el artiguismo y el vínculo histórico entre Uruguay y Argentina.

Mujica se pronunció así durante un habitual mensaje radial, aunque no hizo referencia directa al escándalo que generaron sus declaraciones críticas de la presidenta argentina y a su fallecido marido, el ex mandatario Néstor Kirchner, en un micrófono abierto que le jugó una mala pasada.

"Esta vieja es peor que el tuerto. (...) El tuerto era más político, ésta es terca", había dicho el presidente de Uruguay, lo que generó una dura reacción de la Argentina, que presentó una queja formal a través de la Cancillería.

En su mensaje radial, el mandatario no pidió disculpas explícitas, pero hizo un gesto de acercamiento y dijo que los uruguayos nacieron "en la misma placenta de los pueblos argentinos".

En referencia al origen común de Argentina y Uruguay Mujica expresó: "Pertenecemos al grupo de esos pueblos, pero tenemos que andar bien con la humanidad, pero en primer término, con los pueblos que nacieron en la primer matriz. Y nada ni nadie podrá separarnos", agregó.

"Nacimos en la misma placenta, pertenecemos a la vieja administración del Río de la Plata, sueño primero de la lucha por los Estados de la independencia. La historia nos fue separando, y tiene la realidad de lo vigente. Nacimos en la misma placenta de los pueblos argentinos", relató, luego de un extenso relato sobre la génesis del artiguismo y el federalismo rioplatense.

"En definitiva la derrota política del artiguismo no pudo ser total porque la semilla quedó andando, por un lado generó el germen político de nuestra nacionalidad, pero por otro lado es la historia también de las divisiones internas", precisó.

Por ultimo, Mujica cerró su audición con una frase de conciliación: "Si bien la historia nos separó, nada ni nadie puede descuajar nuestra historia. Pertenecemos al grupo de esos pueblos, y tenemos que andar bien con toda la humanidad pero en primer término con los pueblos que nacieron en la primera matriz. Y nada ni nadie podrá separarnos".

Tema acabado. Por su parte, la senadora y primera dama Lucía Topolansky dio por cerrada la polémica por los dichos de Mujica: "Para nosotros se acabó ahí el tema", dijo en declaraciones a una radio montevideana.

El episodio ocurrió el pasado jueves en un acto en la localidad de Sarandí Grande, departamento de Florida, donde la Secretaría de Comunicación de la Presidencia de Uruguay, a través de su servicio de internet, transmitía en directo el acto y Mujica empezó a hablar de los Kirchner a micrófono abierto sin saber que estaba en vivo.

El exabrupto generó una dura respuesta de la Casa Rosada, que convocó al embajador de Uruguay en Argentina, Guillermo Pomi, para advertirle que eran "inaceptables" los comentarios "denigrantes" que "ofenden la memoria y la investidura de una persona fallecida".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS