Edición Impresa

Mató a puñaladas a su mujer y se electrocutó sobre un charco de sangre

Un hombre asesinó ayer de varias puñaladas a su mujer y luego se suicidó electrocutándose en un charco de sangre con un cable enchufado a la red eléctrica, frente a las tres hijas de la víctima, en una casa de la localidad bonaerense de Lanús...

Viernes 26 de Septiembre de 2014

Un hombre asesinó ayer de varias puñaladas a su mujer y luego se suicidó electrocutándose en un charco de sangre con un cable enchufado a la red eléctrica, frente a las tres hijas de la víctima, en una casa de la localidad bonaerense de Lanús Oeste, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió en una vivienda ubicada en la calle Humahuaca 2857, de esa localidad del sur del conurbano, donde vivía el homicida y posterior suicida, pese a que la relación con su mujer aparentemente estaba terminada.

Las fuentes informaron que el episodio sucedió frente a las tres hijas de la mujer y que fue una de ellas (una niña de 12 años), la que alertó a los vecinos para que llamaran al 911. La víctima fue identificada como Cinthia Soledad Caries (39) y el hombre como Alberto "Cacho" Testa (45), sobre quien la policía trataba de confirmar si tiene antecedentes penales y salió hace poco tiempo de la cárcel.

El jefe departamental Lanús, comisario mayor Claudio Blanco, aseguró a Télam que "es un hecho de violencia de género" y explicó que la investigación se inició "con un llamado al 911 a las 7, desde la casa de un vecino".

Según el jefe policial, desde esa casa alertaron que la mayor de las hijas de la mujer había ido a contar que su mamá había sido asesinada y que Testa estaba muerto en el baño. La vecina que recibió a la niña también sacó de la casa a las otras dos hijas de la víctima, de 11 y dos años. De de las tres chicas, dos eran hijas de la pareja.

La policía constató que en el living de la vivienda Caries yacía muerta "con varias puñaladas a la altura del cuello", dijo Blanco, mientras que Testa estaba electrocutado en el baño, descalzo y sobre un charco de sangre.

"Creemos que el hombre se peleó con su mujer, la asesinó a puñaladas y luego decidió quitarse la vida en el baño", dijo Blanco.

El jefe departamental contó que en una de las paredes del baño, el homicida escribió con sangre la palabra "perdón".

"El hombre se cortó mientras apuñalaba a su mujer o quizás se infligió algunos cortes con la intención de suicidarse y, como no lo logró con ese método, descalzo y parado sobre un charco de su propia sangre, cortó el cable de un calefón eléctrico y se electrocutó enchufándolo a la red eléctrica", explicó Blanco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario