Edición Impresa

Mataron al padre de Luis "Pollo" Bassi en otro capítulo de una saga mafiosa

Tomaba mates frente a su remisería de Villa G. Gálvez cuando fue atacado. Allí también asesinaron a dos de sus hijos. Su hijo está detenido y procesado por instigar el crimen de Claudio "Pájaro" Cantero, líder de la banda de Los Monos.

Jueves 23 de Octubre de 2014

Luis Bassi, padre del muchacho detenido y procesado como autor intelectual del crimen de Claudio "Pájaro" Cantero, fue acribillado a tiros con una pistola ametralladora calibre 9 milímetros frente a su remisería de Villa Gobernador Gálvez la mañana de ayer y murió horas más tarde en el hospital Provincial. El hombre, de 60 años, terminó su vida de la misma forma que dos de sus hijos: Leonardo, de 36 años, asesinado el pasado 31 de diciembre; y Maximiliano, de 34, muerto a tiros el 11 de febrero. "Con ésto lo único que está haciendo (el juez Juan Andrés Donnola) es ponerle precio a la cabeza de toda mi familia, instigar a que sigan buscando excusas para venir a matar a mi familia", había adelantado en julio pasado el hombre asesinado ayer, cuando se conoció el procesamiento de su hijo Luis, a quien todos conocen como "Pollo", por el asesinato del líder de Los Monos.

El ataque contra el padre de "El pollo" ocurrió a las 9.40 de ayer mientras el dueño de la remisería Cinco Estrellas, ubicada en la esquina de Chile y 20 de Junio, en Villa Gobernador Gálvez, estaba sentado en la puerta del local tomando mates. "Yo estaba en el taller (contiguo al local) pintando las ventanillas de una casilla rodante que estamos haciendo cuando escuché los disparos. Lo primero que hice fue meterme adentro, y lo que menos me imaginé era que le iban a tirar a mi hermano", comentaba ayer Omar Bassi, de 64 años, en estado de shock.

"El estaba con un muchacho tomando mates en la puerta de la remisería. Yo no vi lo que pasó. Dicen que fue uno solo el que disparó, que se fue en un auto y al parecer alguien le dio la patente a la policía", agregó el hombre en un breve contacto con la prensa.

Solitario.En este sentido, los primeros datos indicaban que un hombre bajó armado de un auto (negro o azul cuya patente sería JHS 117) que quedó estacionado por calle 20 de Junio y se asomó hasta tener a tiro a Bassi. La Policía Científica levantó al menos 14 vainas calibre 9 milímetros en el lugar y, a partir de eso, presumían que los disparos pudieron haber sido hechos desde la ochava y quizás hasta con dos armas de fuego.

Luego de la balacera, el tirador se metió en el vehículo en el cual supuestamente algún cómplice lo esperaba, y huyó a toda velocidad. Ayer se indicaba que en la esquina hay una cámara de videovigilancia, pero que no funcionaba. Por ello se buscaba alguna otra en las inmediaciones para rescatar imágenes que permitan identificar el vehículo en el que llegó y escapó el agresor, saber si estaba solo y otros datos que permitieran dar con su paradero.

En tanto, Bassi fue trasladado en una camioneta hasta el hospital Gamen, donde se le realizaron las primeras curaciones para luego derivarlo al hospital Provincial de Rosario, donde ingresó entre las 10 y las 10.30. Según el director de este efector, Federico Fiorilli, "estaba consciente pero muy grave, con unas diez heridas causadas por entre siete y ocho impactos de bala. Se encontraba estable y se le practicaron tomografías para conocer las lesiones internas", dijo el médico. Y sostuvo que los proyectiles lo alcanzaron en "abdomen, tórax y las piernas, con fractura de fémur".

Fiorilli no descartaba al mediodía que hubiera que extirparle algún órgano y señaló que el pronóstico era reservado ya que "este tipo de cuadros suelen agravarse al tener muchos órganos vitales afectados". Finalmente, cerca de las 16 se confirmó la muerte de Bassi.

Pereseguidos.Uno de los hijos de Luis Bassi es "El pollo", sindicado como ex barra brava de Newell's Old Boys y actualmente uno de los tres procesados por el homicidio del líder de la banda de Los Monos, Claudio "Pájaro" Cantero, ocurrido el 26 de mayo de 2013 frente a un boliche de Villa Gobernador Gálvez. Tiempo atrás, y por razones de seguridad, el muchacho fue trasladado a una cárcel entrerriana donde espera el juicio por ese hecho.

Al conocerse el procesamiento dictado por el juez Juan Andrés Donnola, el padre de Bassi hizo una recorrida por medios de comunicación locales y nacionales denunciando una persecución criminal contra su familia. Corría el mes de julio cuando el hombre sostuvo que el magistrado "está prejuzgando y haciendo macanas. Con esto lo único que hace es ponerle precio a la cabeza de toda mi familia, instigar a que sigan buscando excusas para venir a matar a mi familia. Donnola es un charlatán, están presionado, seguramente por alguien del gobierno socialista que lo único que hizo fue victimizar a los narcos. Cuando mataron a mis hijos no me mandaron ni a los perros, los policías que nos allanaban hoy están presos (por los uniformados vinculados a Los Monos). Con su fallo, Donnola instiga a que sigan los asesinatos. A mis hijos los mataron laburando y no hay nada investigado. Y a nosotros nos metieron once allanamientos y no encontraron nada. No sigan hablando al pedo de mi familia, lo único que logran es que nos sigan matando. La única custodia es para los narcos, los bunkers siguen funcionando y no son de los Bassi".

Ayer, su hermano Omar recordó que en ese mismo mes "se pidió custodia y no nos mandaron a nadie. El señor (ministro de Seguridad, Raúl) Lamberto se rasga las vestiduras diciendo que la ciudad de Rosario está compensada y no sabe lo que dice", bramó ayer al mediodía.

Omar Bassi dijo: "Desde el año 62 pasé mi vida trabajando adentro o abajo de los camiones. Vivo acá desde 1953, el vecindario puede decir cómo somos". Y agregó que Luis no le había comentado sobre presuntas amenazas y que no conocía los móviles del crimen.

"Todo lo que nos pudieron hacer ya nos lo hicieron", dijo por su parte Damián Bassi, otro de los hijos de Luis, a un móvil de La Ocho en el hospital Provincial. Al consultarle sobre una frase atribuida a la familia Cantero tras el crimen de "El pájaro", acerca de que "no va a quedar ni un pollito", Bassi respondió: "Quedamos tres pollitos todavía, ¿nos quieren asustar? No van a poder". Y se excusó de hablar de la familia Cantero, sobre la cual apuntan las miradas de los investigadores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario