Edición Impresa

Macri declaró la emergencia por el colapso de la red eléctrica

Convocó al gobierno nacional para integrar un comité que debata propuestas. Hay barrios porteños llevan varios días sin energía.

Domingo 29 de Diciembre de 2013

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, declaró ayer la emergencia eléctrica en la ciudad de Buenos Aires por los cortes de luz que desde hace varios días vienen afectando a diferentes barrios, en medio de la ola de calor. Además comunicó un asueto administrativo para mañana a fin de disminuir el consumo de energía, y convocó al gobierno nacional a integrar un comité para debatir propuestas y medidas para paliar la crisis energética.

"La ola de calor va a continuar. Esta mañana decreté la emergencia en la ciudad. Hemos convocado al gobierno nacional porque tenemos varias ideas que creemos que vale la pena evaluar en conjunto", sostuvo Macri en rueda de prensa y precisó que el asueto "no va a afectar a los servicios de emergencia ni a los bancos. Es importante que el Ejecutivo se sume a lo mismo".

El funcionario, además, criticó a la administración nacional y a las empresas prestadoras del servicio por los reiterados cortes de luz. "Tenemos un gobierno que en vez de soluciones, siempre busca responsables. Esta crisis demostró que tenemos un gobierno y empresas sin capacidad de respuesta", aseguró.

"La gente se siente abandonada, desprotegida. No saben si sus cortes son preventivos, si van a durar horas o días. Le pedimos al gobierno nacional y a las empresas que haya transparencia en la información", abundó Macri.

Ayer se registró informó otro récord de demanda de potencia para un sábado, cuando a las 14.10 el consumo alcanzó un pico de 21.264 megavatios en el sistema integrado nacional.

De Vido acusa. Por parte, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, apuntó ayer contra la compañía Edesur por no tener "ni actitud ni presencia" para solucionar los cortes de suministro eléctrico y le reclamó a los accionistas argentinos de la compañía que tengan "responsabilidad social" para revertir la situación si los dueños "españoles e italianos" de la compañía no "ponen lo que hay que poner".

En declaraciones periodísticas desde la central atómica de Atucha, en Zárate, De Vido señaló a los accionistas mayoritarios de Edesur, el grupo español Endesa, controlado por el holding italiano Enel, y a los accionistas minoritarios argentinos les reclamó que se hagan cargo de la situación con "responsabilidad social" si "los italianos o los españoles no ponen lo que tienen que poner".

Entre los accionistas locales se encuentran Sociedad Argentina de Energía S.A (Sadesa), propiedad de las familias Bemberg-Miguens, ex titulares de la Cervecería Quilmes. En enero pasado, Petrobras argentina vendió sus acciones en Edesur a ese grupo. De Vido también mencionó al "Grupo Caputo" y a la familia Escasany, a quienes reclamó acciones frente a lo que consideró como "falta de actitud" por parte de los accionistas extranjeros de Edesur.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS