Edición Impresa

Los estudiantes de EEUU deben 1.300 millones de dólares

La mayoría de los graduados universitarios no sabe cómo pagar la deuda. El presidente Obama impulsaría becas estudiantiles en 2015.

Lunes 19 de Mayo de 2014

La deuda estudiantil en los Estados Unidos asciende a unos 1.300 millones de dólares y la mayoría de los graduados universitarios no saben cómo pagar lo que deben por sus estudios, por lo que el presidente Obama busca impulsar en 2015 un plan de becas estatales.

Según una nota publicada ayer en un diario porteño, millones de estudiantes o graduados de Estados Unidos tienen hoy trabajos muy lejos de la expectativa profesional para la que estudiaron y no saben cómo pagar la deuda que acumularon en el proceso.

En conjunto forman lo que se conoce como "la burbuja del crédito universitario", una deuda que según estimaciones privadas y oficiales asciende a cerca de 1.300 millones de dólares, lo que significa más de lo que todos los estadounidenses les deben a sus tarjetas de crédito.

Esta generación es la más endeudada de la historia estadounidense y pone en duda la percepción del llamado "sueño americano", según el cual quien se esfuerza —en el estudio o en el trabajo— ve recompensado su esfuerzo y alcanza el éxito.

La deuda promedio de un estudiante ronda hoy los 40 mil dólares, con picos que llegan a los 100 mil; y son más de siete millones los que necesitan refinanciarlos, con el agravante de que en la primera década del milenio los ingresos medios de los licenciados de entre 25 y 34 años cayeron un 15 por ciento.

La Reserva Federal, que periódicamente hace una medición de esa deuda, admite que el 15 por ciento de la población debe préstamos de estudios superiores y que dos terceras partes están en manos de personas de menos de 30 años.

Eso, sobre la base de que el costo anual de estudio y alojamiento en una universidad promedio de los Estados Unidos oscila entre los 30 mil dólares al año para un campus público y los 41 mil para uno privado.

Un problema serio. "La deuda estudiantil se está convirtiendo en un problema serio para el futuro de los jóvenes, así como el de sus familias", determinó un estudio del reconocido centro Pew, publicado el miércoles pasado.

De hecho, en plena campaña de reelección, Obama empezó a reconocer el problema y reveló que él y su mujer, Michelle, llegaron a acumular una deuda conjunta de 120 mil dólares cuando terminaron su carrera. Una cifra que terminaron de pagar muchos años después, cuando él ya estaba en el Senado.

En este contexto, el gobierno de Obama impulsa un sistema de becas estatales que se otorgarán, en forma prioritaria, a quienes estudien en universidades que tengan menor costo de matrícula y mayores índices no sólo de graduación, sino, también, de localización en empleos acordes con la preparación del graduado.

Si todo va bien, entraría en vigor el año que viene. Pero ya hay quienes lo llaman algo así como el "Obamacare de la educación", en referencia a la controvertida reforma sanitaria del presidente Barack Obama.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario