Edición Impresa

Liberaron a Silvia Luna, la moza que mató a su amiga de un mazazo

Silvia Luna, la moza condenada por haber asesinado en 2010 a una amiga en un bar de la localidad bonaerense de General Las Heras porque temía que le arruinara su boda al mostrar un...

Viernes 12 de Julio de 2013

Silvia Luna, la moza condenada por haber asesinado en 2010 a una amiga en un bar de la localidad bonaerense de General Las Heras porque temía que le arruinara su boda al mostrar un video erótico suyo, fue excarcelada tras el fallo del Tribunal de Casación provincial que redujo la pena.

Fuentes judiciales informaron que el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Mercedes le otorgó a Luna, de 33 años de edad, una libertad condicional, al considerar que ya tenía cumplida las dos terceras partes de la pena de cuatro años y medio por el "homicidio emocional" que le impuso en mayo el máximo tribunal penal bonaerense.

"La familia de Carola Bruzzoni (40) no está para nada conforme con el fallo judicial, pero no desea continuar con esta travesía. La decisión de la familia es acatar la resolución judicial", dijo el abogado Cristian Pérez Solís, quien representa al marido de la víctima.

En tanto, Sergio Robledo, esposo de Bruzzoni, explicó: "Desde hacía unos días ya circulaba el rumor de que Luna había sido liberada, pero no la vimos. Es una decisión sobre algo que sabíamos que iba a pasar".

Una fuente del Tribunal confirmó que "la excarcelación se produjo hace alrededor de diez días" y precisó que los informes psicológicos y psiquiátricos señalaban que Luna estaba en condiciones de recibir una libertad condicional, mientras que el informe de comportamiento del Servicio Penitenciario era favorable.

La mujer fijó como domicilio la casa de su madre en la localidad bonaerense de Monte Grande, en el sur del conurbano, con el fin de evitar el contacto con vecinos de General Las Heras que puedan pretender agredirla, dijo un vocero judicial.

En mayo, los jueces de la sala III del Tribunal de Casación Penal bonaerense habían reducido a cuatro años y medio la pena aplicada a Luna, porque consideraron que había cometido un "homicidio emocional", a diferencia del tribunal mercedino, que había entendido que fue un "homicidio simple con dolo eventual" y le había aplicado 10 años de prisión.

Carolina Casco, ex compañera de trabajo de Luna y de Bruzzoni al momento del hecho, lamentó ayer la libertad condicional por la que fue beneficiada la mujer condenada.

"Me dejó helada la noticia. Acá nos enteramos porque alguien la vio por la calle y le gritó «asesina». Nunca pensé que iba a recuperar la libertad", dijo.

"Yo lo lamento mucho por el hijo de Bruzzoni, porque ahora tiene que soportar otra vez todo. Ella (por Luna) está libre y su madre muerta. Todo muy raro", agregó.

El hecho se produjo el 17 de abril de 2010 cerca de las 8.30, cuando Luna concurrió al bar Matute de Las Heras, donde trabajaba como moza, y luego de tomar de la cocina una maza para aplastar milanesas, fue al patio trasero y mantuvo una fuerte discusión con Bruzzoni.

En medio de la pelea verbal, Luna le pegó con la maza en el lado izquierdo de la cabeza a Bruzzoni y comenzó un forcejeo entre ambas, a los gritos.

Luna se fue del lugar y, pese a que los compañeros de trabajo le ofrecieron a Bruzzoni llevarla al hospital, ella se negó y sólo aceptó que el dueño del bar, Juan Prado, la trasladara a su casa, donde, al llegar, se acostó a dormir con su marido.

Cerca de las 13 de ese mismo día, Robledo se dio cuenta de que a su esposa le sangraba la cabeza y la llevó al hospital local y después fue trasladaron al de General Rodríguez, donde luego de tres operaciones entró en coma y murió el 26 de abril.

Según los testigos, Luna le recriminaba siempre a la víctima que iba a arruinarle su casamiento al mostrar a los invitados un video hot en el que ella aparecía teniendo sexo con un hombre.

En el juicio oral, los jueces dieron por probado que ese video fue copiado por Bruzzoni del celular de Luna y, luego, lo distribuyó entre sus compañeros hasta que fue accesible para quien lo solicitara en el pueblo.

También consideraron que, ante esa actitud, era muy probable que Bruzzoni exhibiera el video en el casamiento de Luna.

Pueblo en llamas. El viudo de Carola Bruzzone había negado reiteradamente ser quien mantenía relaciones sexuales con la imputada en el video que desató el horror.

"Yo no soy el hombre del video. Yo no creo que Carola haya querido mostrar un video de esa índole, eran amigas. Estábamos invitados al casamiento y yo le iba a hacer el video del casamiento. Era un regalo", dijo Sergio Robledo, en el momento que General Las Heras ardía por el caso.

Robledo fue el primer testigo que debió declarar en el juicio.

En aquel proceso, Silvia Luna reconoció ante el fiscal que golpeó a su compañera con una maza para "sacársela de encima"."Me enteré que me quería arruinar el matrimonio con el video, le fui a pedir explicaciones y terminó todo mal", aclaró

El perfil psicológico

El episodio tuvo gran repercusión por la brutalidad de la agresión, iniciada por la existencia de un video porno y por el despecho de la victimaria, que fue plantada por su novio a una semana del casamiento. Beatriz Goldberg, una psicóloga autora de libros, analizó que "Silvia Luna creyó que perdía todo con ese video, sin reparar en ninguna culpa cuando agredió a su amiga". "Sucede en personas perdidas por el poder, el dominio sobre los demás y el beneficio propio".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS