Edición Impresa

La joven que cambió su identidad para entrar en un mundo siniestro

Pocas cosas son más terribles que descubrir que uno no es quien supone ser. Esto es lo que le sucede a Heather Mason, quien en la víspera de su cumpleaños 18 se da cuenta que su mundo...

Jueves 21 de Febrero de 2013

Pocas cosas son más terribles que descubrir que uno no es quien supone ser. Esto es lo que le sucede a Heather Mason, quien en la víspera de su cumpleaños 18 se da cuenta que su mundo está lejos de lo terrenal. Acosada de horribles pesadillas, la joven se sumergirá en un infierno demoníaco que amenaza con atraparla para siempre. Este es el argumento de "Terror en Silent Hill 2: La revelación", filme en 2 D y 3 D que se estrena hoy en Rosario y que es una buena apuesta para los fans del cine de terror y misterio.

Basada en la vanguardista franquicia de videojuegos, "Terror en Silent Hill 2: La Revelación" es la secuela del exitoso filme "Silent Hill". estrenado en 2006 bajo la dirección de Christophe Gans.

La flamante producción de Michael J. Basset cuenta con las actuaciones estelares de Adelaide Clemens, en el doble rol de Sharon Da Silva y Heather Mason; Sean Bean; Kit Harington; Deborah Kara Unge; Martin Donovan, Rada Mitchell, y las participaciones especiales de Malcolm McDowell y la bella Carrie-Anne Moss.

Heather Mason (Clemens) y su padre (Bean) viven mudándose de un lugar a otro intentando escapar de peligrosas fuerzas que la muchacha aún no puede terminar de comprender.

Tras la desaparición de su padre, Heather descubre que su supuesta identidad es falsa y los orígenes de su vida provienen de ese oscuro lugar llamado Silent Hill.

Como resultado de esta revelación, un accidente de tránsito la encaminará hacia su cruel destino, en el marco de un culto satánico dirigido por una mujer perversa y un hombre con un afán desmedido por el poder.

En 1999 se dio a conocer al mundo el videojuego "Silent Hill", que combinaba terror y suspenso en un pueblo maldito y tocaba temas como la llegada del anticristo. Tras varias secuelas del videojuego y después de que el director Christophe Gans tardara 5 años en obtener los derechos para filmar la primera película, en el año 2006 se estrenó "Terror en Silent Hill", basada en el primer videojuego del mismo nombre.

Bassett fue el autor del guión de la secuela, basada en el tercer videojuego de la saga, quedando en claro que remplazaría la historia escrita por el guionista original de la serie.

El director prometió traer todo el equipo creativo de la primera película y mantener el estilo oscuro que la caracteriza, para que la producción mantenga la esencia pero vaya por más.

El filme comenzó a rodarse en 3D en Toronto a finales de 2010, y continuó en distintas ciudades de Canadá, que terminó siendo un ámbito propicio para recrear todas las temibles escenas de esta nueva versión.

"Cacería", de 2006, y "Solomon Kane", de 2010 son los antecedentes inmediatos más relevantes de este director británico y guionista, cuya ópera prima fue "Deathwatch", de 2002.

Más terrorífica. "Mi objetivo fue hacer una película mucho más terrorífica que la primera parte, ya que creí que debía ser así. Los videojuegos más aterradores jamás hechos son los de esta saga", destacó el director.

Basset agregó que "lo más importante es que hemos creado una secuela de la primera película que continúa la historia de la joven Sharon Da Silva, quien, por razones que se explican en la película, se convierte en Heather Mason. Por lo tanto, es una adaptación de la historia, la mitología y el viaje de ese personaje".

El problema de muchas sagas es si desorientará demasiado a quien no vio la primera película, pero Bassett tiene una respuesta para este tema: "Si usted no sabe nada acerca de «Silent Hill» y no está interesado en la mitología y nunca ha jugado, esta historia funciona igual, ya que es básicamente sobre una heroína fuerte y joven que tiene que encontrar la verdad de sí misma. Funciona, es de esperar, con los dedos cruzados, en todos los niveles".

Asimismo, el realizador marcó diferencias con la primera parte de la saga. "La diferencia es que mi estética se aplica al diseño de la colina silenciosa del mundo. Nos encontramos con un ambiente que podríamos adaptar para que Silent Hill tuviera su propia estética y creo que lo logramos".

El director dijo: "Lo que hacemos en esta película es crear más vida real que videojuegos. Es un viaje de terror, pero también es un viaje psicológico", apuntó el realizador.

Bassett volvió a rescatar la intención de crear un mundo real dentro de un universo de videojuegos. E hizo especial alusión a los monstruos de la historia: "Le dimos vida a los monstruos hasta donde pudimos, para que quede tan real como sea posible".

Motivado por lo logrado en este filme, agregó: "Hay una escena en la que los monstruos se meten en la mente de la protagonista y las criaturas existen porque reflejan algún aspecto de ese personaje".

Y remató: "Supongo que cada uno de los fans tendrá una interpretación diferente. Pero sólo puedo pensar en lo que funciona para mí y lo que funciona para este mundo. Puedo asegurar que verán nuevos monstruos, monstruos antiguos interesantes y sobre todo, monstruos muy aterradores".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS