Escenario

"La cocina de los dramaturgos" no se rinde y ahora va por streaming

La 17ª edición del ciclo de comedias breves a cargo de artistas rosarinos se verá hoy por la plataforma En Primera Fila

Viernes 08 de Enero de 2021

El ciclo “La cocina de los dramaturgos”, un clásico del humor rosarino, este año se trasladó al streaming obligado por las dificultades derivadas de las restricciones sanitarias. La 17ª edición de la esta propuesta de obras breves protagonizadas, escritas y dirigidas por artistas locales, debía realizarse como es habitual en una sala en la que los espectadores compartirían el espectáculo sentados a una mesa, pero la pandemia cambió los planes y ahora “La cocina de los dramaturgos” ofrece su trabajo en un delivery virtual. El actor, director y dramaturgo Walter Brumatti, uno de los impulsores originales del proyecto desde su inicio, contó cómo fue la adaptación del equipo de reconocidos artistas que llevó adelante esta experiencia que podrá verse hoy, a las 21, por la plataforma www.enprimerafila.com.ar.

Las obras seleccionadas son “El piano”, de Walter Brumatti, con dirección Charly Rey y las actuaciones de Fernando Oyharbide y Claudio Introini; “Si sabía no lo invitaba”, de Marcelo Troielli, con dirección Doris García e interpretada Héctor Bellomo; “La clase particular”, de Lauro Campos, dirección de Marcos Franchi y las actuaciones de Julio Chianetta, Isa Olivero y Gianfranco Cesso, y “Coronavida... o el virus que los parió”, de Nerina Ostuzzi, dirigida por Sergio Valdano, y con los personajes a cargos de Alejandro Silveyra, Patricia Barale y Carlos Vallejo. La realización audiovisual fue responsabilidad de Fernando Foulques.

coci3.jpg
“El piano”, de Walter Brumatti, con Fernando Oyharbide y Claudio Introini.

“El piano”, de Walter Brumatti, con Fernando Oyharbide y Claudio Introini.

“Nuestra propuesta de «La cocina de los dramaturgos» estaba planeada para hacerse en forma presencial en «Kika» durante el mes de octubre. Las circunstancias derivadas de la pandemia, en principio fueron postergando la fecha y luego, cuando las mejores condiciones sanitarias no sucedían, surgió la posibilidad del streaming”, explicó Brumatti, y añadió: “No todos estuvieron de acuerdo, ya que las reuniones para ensayar siempre fueron dificultosas y hubo en medio del trayecto elencos que tuvieron actores o actrices con casos positivos de Covid19”.

La primera singularidad que tendrá esta Cocina 2020, recordó Brumatti, es que a diferencia de las anteriores ediciones que se realizaban en octubre, se podrá ver en enero de 2021 y la segunda es que “en lugar de contar con el público sentado a la mesa y en grupos, degustando una cena en un mismo lugar escénico, lo deberán ver desde sus casas”. “Decidimos hacerlo a pesar de todas las dificultades, porque no queríamos que la continuidad de este ciclo se perdiera. Nos aferramos a todos los «si» que fuimos encontrando y dejamos atrás todos los «no» con los que fuimos tropezando”.

coci2.jpg

Los temas que aparecen en las distintas obras son diversos, dijo el director. “Ante tantas malas noticias procuramos que la comedia como género nos permitiera reírnos y hacernos pasar un buen momento. El humor, siempre tan necesario, quizás adquiera mayor importancia en medio de las situaciones más dramáticas. No sólo el humor, quizás el divertimento en general”.

coci.jpg
"Si sabía no lo invitaba", de Marcelo Troielli, dirección Doris García y la actuación Héctor Bellomo.

"Si sabía no lo invitaba", de Marcelo Troielli, dirección Doris García y la actuación Héctor Bellomo.

Sobre la incidencia de la pandemia en la actividad teatral, Brumatti destacó que los perjuicios afectan a toda la sociedad. “Esta pandemia perjudica a todos, pero a los hacedores teatrales, y cuando digo hacedores incluyo a los dramaturgos, directores, actores y actrices, vestuaristas, maquilladores, iluminadores, también a aquellos que regentean una sala teatral, nos priva de la posibilidad de trabajar en lo que amamos. Para muchos les quita la posibilidad de ganarse el pan de cada día con su arte, para todos nos quita la magia del encuentro, eso que se da cuando el hecho teatral sucede en el escenario y un público lo disfruta riendo, emocionándose y pensando desde las butacas”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS