Edición Impresa

Francisco: "No maltraten la familia"

El Papa Francisco lamentó que la familia moderna esté tan "despreciada y maltratada" al abrir ayer en el Vaticano una reunión con 180 cardenales de todo el mundo para examinar ese delicado...

Viernes 21 de Febrero de 2014

El Papa Francisco lamentó que la familia moderna esté tan "despreciada y maltratada" al abrir ayer en el Vaticano una reunión con 180 cardenales de todo el mundo para examinar ese delicado tema para la Iglesia católica, preocupada por la situación de los divorciados que se vuelven a casar.

El Papa pidió a los cardenales que durante los dos días de debate se analicen "con profundidad y sin caer en la casuística" la pastoral y la teología sobre la familia.

"Se trata de evitar hablar de casos específicos y situaciones difíciles", explicó el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

El Pontífice argentino, respetando su estilo claro y directo, recordó que "la familia hoy en día es despreciada y maltratada".

"Lo que se nos pide es reconocer lo bello, auténtico y bueno que es formar una familia, ser familia hoy, lo indispensable que es esto para la vida del mundo, para el futuro de la humanidad", afirmó Francisco ante los purpurados.

"La familia es la célula básica de la sociedad humana", agregó.

La reunión fue abierta luego por una introducción del cardenal Walter Kasper, prestigioso teólogo alemán, conocido por sus posiciones de apertura hacia los divorciados que se casan de nuevo y que aspiran a acceder a la comunión, una pena que la Iglesia les impone.

Durante la conferencia, el purpurado "analizó las bases teológicas en las que se funda la familia y no abordó otros temas de actualidad que la atañen, como el matrimonio homosexual", precisó Lombardi.

La posición de Kasper, que por diez años manejó el Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos, coincide con la del Papa argentino, quien ha elogiado públicamente sus libros.

Tanto el Papa como Kasper consideran que hay que mejorar y acoger en el seno de la Iglesia con "gran misericordia" a los católicos divorciados que se vuelven a casar, a los que la Iglesia suele apartar al no aceptar el nuevo matrimonio.

"Hay que encontrar un camino para ellos que respete tanto la palabra de Cristo sobre el matrimonio sagrado como la misericordia", explicó Lombardi.

"Hice una introducción de carácter teológico sobre la belleza de la familia. Debemos comenzar de ese punto para encarar lo demás, incluidos los problemas difíciles que existen. También hablé sobre la cuestión de la comunión a los divorciados que han contraído nuevas nupcias, pero en su conjunto", contó el cardenal Kasper, en una breve charla con la prensa al término de la conferencia.

"El Papa antes del consistorio extraordinario me dijo: plantea preguntas, no soluciones. Eso es lo correcto", reconoció.

Se trata del primer Consistorio o asamblea de cardenales convocado por el Pontífice argentino, dos días antes de que Francisco entregue el título cardenalicio el 22 de febrero a los primeros 19 nuevos purpurados de su pontificado, inaugurado el 13 de marzo del 2013.

No a la eutanasia. El Papa Francisco dijo ayer que la salud "no determina el valor de la persona" y se expresó en contra de "excluir o quitar de en medio a una persona" por una enfermedad o discapacidad.

"La privación más grave que las personas mayores sufren no es el debilitamiento del cuerpo y la discapacidad que puedan tener, sino el abandono, la exclusión y la privación de amor", aseveró Francisco en un mensaje a los participantes de la Asamblea General de la Pontificia Academia para la Vida, en ocasión del XX aniversario del nacimiento de esa institución.

Según informó Radio Vaticana, el Papa indicó en el mensaje que "la salud es sin duda un valor importante, pero no determina el valor de la persona" y agregó que "la salud no es una garantía de felicidad: esta, de hecho, puede abundar incluso en presencia de problemas de salud".

En ese marco, Francisco consideró que "la falta de salud y la discapacidad no son una buena razón para excluir, o peor aún, para quitar de en medio a una persona, como si fuera un desecho".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario