Edición Impresa

Expertos analizan cómo se prepara América para enfrentar al ébola

El jueves, líderes de todo el mundo llamaron a contener la epidemia en Africa Occidental, que forzó a Sierra Leona a poner en cuarentena a un millón de personas.

Sábado 27 de Septiembre de 2014

Los riesgos de llegada del virus de ébola a América latina aún son bajos, pero es necesario reforzar la capacidad de reacción de los países de la región para esa eventualidad, dijo a la AFP Marcos Espinal, especialista de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

   El jueves, líderes de todo el mundo llamaron a contener la epidemia en Africa Occidental, que forzó a Sierra Leona a poner en cuarentena a un millón de personas. Pero aunque América latina esté lejos del lugar del brote, esto no quiere decir que deba bajar la guardia.

   “La región está bastante avanzada en los preparativos; no tenemos casos importados todavía, lo que es un buen signo. El riesgo para las Américas aún es bajo, pero debemos estar preparados porque la anticipación es lo más importante”, dijo Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS.

   De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en caso de que no se refuercen las medidas de control en Africa occidental, la actual epidemia de ébola podría afectar a más de 20.000 personas ya en noviembre.

   Para Espinal, los países latinoamericanos “siguen las recomendaciones que constan en el Reglamento Sanitario Internacional” y que delinean las medidas fundamentales de control, cuyo primer pase es al mismo tiempo simple y eficiente.

   “Una directora me llamó por teléfono hace unos días para decir que estaba en un aeropuerto en Ecuador y tenía delante un cartel enorme y bien explicado sobre el virus. Una medida tan simple como esa es formidable”, dijo.

   El segundo paso que Espinal consideró fundamental es la disponibilidad de unidades de aislamiento para tratamiento de casos sospechosos. El tercer paso es la capacitación de equipos de salud capaces de investigar contactos o casos sospechosos, y el cuarto es la información pública.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario