Edición Impresa

Descubrieron en un galpón de Temperley 1.300 pinturas robadas

Unas 1.300 obras de arte robadas de la reconocida artista plástica argentina Nelia Licenziato, fallecida hace varios años, y valuadas en un millón de dólares según la policía, fueron recuperadas...

Jueves 16 de Enero de 2014

Unas 1.300 obras de arte robadas de la reconocida artista plástica argentina Nelia Licenziato, fallecida hace varios años, y valuadas en un millón de dólares según la policía, fueron recuperadas ayer durante un allanamiento en un galpón de la ciudad de Temperley, en el partido bonaerense de Lomas de Zamora. Un operador inmobiliario de 50 años está imputado por el caso.

Fuentes policiales informaron que, además, entre las pinturas encontradas había una del célebre Benito Quinquela Martín, y pinceles y otros elementos de trabajo de Licenziato.

Los voceros explicaron que el procedimiento fue realizado por agentes de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Lomas de Zamora en Colón al 100 de Temperley, al sur del conurbano bonaerense.

El comisario mayor Marcelo Chebriau dijo que el galpón allanado "tenía como fachada una especie de garage y para acceder al mismo había que sortear una pared ciega que hubo que tirar abajo".

"Una vez dentro del galpón, fueron encontradas las obras de arte", dijo el jefe policial, quien aclaró que durante el procedimiento no hubo personas detenidas.

En este marco, se abonaron sospechas sobre una presunta organización a la que se le adjudican diversos ilícitos, como la usurpación de viviendas de personas fallecidas o solas y el robo de sus bienes.

Según los familiares de la artista plástica, todo comenzó en marzo del 2007, cuando Nelia Licenziato (pintora, dibujante, grabadora y ceramista, reconocida nacional e internacionalmente) falleció.

La investigación para hallar las obras de arte fue iniciada luego de que la policía detectó una pedido de informes para una sucesión realizada por un hombre que no tenía relación con la familia de la artista.

Además, los familiares de Licenziato detectaron la faltante de las obras de la colección de la mujer de su taller de la casa que habitaba en la localidad bonaerense de Adrogué, en el partido de Almirante Brown, vecino a Lomas.

Al descubrir ese pedido de sucesión paralelo al realizado por la familia de Licenziato, los detectives identificaron a un hombre de unos 50 años, operador inmobiliario, como posible sospechoso del robo de las pinturas, con lo cual allanaron su vivienda de Colon al 100, en Temperley. Finalmente, los investigadores encontraron ayer en ese domicilio 600 pinturas enmarcadas y otras 700 en láminas, las cuales están valuadas en un millón de dólares. También se halló la pintura auténtica y certificada "El beso eterno", de Quinquela Martín, valuada en 50 mil dólares, sobre la cual se investiga también como llegó a esa vivienda, y pinceles y otras herramientas de trabajo de Licenziato.

Los informantes indicaron que las obras estaban resguardadas bajo un sistema de ventilación con extractores de aire que el sospechoso había instalado para evitar que las obras se deterioraran con la humedad.

Según se informó, el dueño de la vivienda allanada quedó acusado por el delito de "robo y estafas", aunque por el momento no fue detenido y sólo quedó afectado a la causa.

Pedro Cruz, abogado de la familia de la artista, cargó contra "una organización liderada por un operador inmobiliario de la zona" a la que acusó por éste y otros hechos.

Esa banda, según trascendió meses pasados, habría hecho tareas de inteligencia acerca de viviendas y otros inmuebles desocupados, especialmente de personas fallecidas y sin familiares conocidos. Inmediatamente después se elaboraba documentación falsa, pero con apariencia legal, para concretar la apropiación del bien.

Asimismo, sustraían los objetos que había en las viviendas usurpadas, lo que ocurrió en un momento con la casa y los cuadros de Licenziato.

Cruz contó sobre el supuesto jefe de la organización que "hace meses hubo un allanamiento en su casa, a metros de este lugar, donde se encontraron 35 obras, que estaban hasta en el baño, y documentación de mucha importancia e inclusive computadoras en cuyos archivos se hallaron datos reveladores para este y otros casos". "Es sorprendente que haya mantenido en su poder el resto de las obras de esta artista", opinó.

Sobre Licenziato, dijo que era "una artista que manejaba varias técnicas, muy reconocida entre sus pares, y empezaba a aparecer en el mercado".

Primeras sospechas. En tanto, una prima de la pintora, de nombre Elida, relató que Licenziato "falleció en marzo de 2007 y nos enteramos tres meses después de su muerte, porque ella estaba internada en un instituto que era propiedad del principal sospechoso en la causa. Evidentemente hubo intención de ocultar su muerte porque había gente que tomó todas sus posesiones, sus propiedades y sobre todo, sus obras de arte".

Elida aseguró que la investigación para recuperar las obras robadas "demandó seis años de mucho trabajo" y reclamó la detención del supuesto usurpador de las obras, a quien identificó "un importante operador inmobiliario de la zona".

La mujer agregó que "después de un largo proceso, hubo un primer allanamiento donde encontraron 35 obras (octubre de 2013), y ahora tuvimos el dato de que hallaron el resto que era lo que nosotros estábamos buscando con mucho interés".

Elida, junto a sus hermanos Eduardo y Nélida (quienes ahora reclaman la herencia), tras la muerte de la pintora y la desaparición de las obras de arte, presentaron la denuncia ante la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 15 de Lomas de Zamora.

La casa donde vivía la pintora, en Amenedo al 100, de Adrogué, fue usurpada, al igual que otros dos departamentos que tenía en la Capital Federal, en los cuales la artista guardaba y almacenaba toda su obra.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS