Edición Impresa

Correa fue a Tribunales y dijo que en su pase no hay participación de Los Monos

Afirmó que el 60 por ciento es de San Lorenzo, un 30 de Francisco Lapiana y un 10 de su representante. Podría destrabarse el embargo.

Martes 12 de Noviembre de 2013

El volante de San Lorenzo Angel Correa aclaró ayer al presentarse como testigo en los Tribunales de Rosario cómo se integran las distintas participaciones en la propiedad de su pase, que el lunes de la semana pasada fue embargado por el juez de Instrucción Nº 4, Juan Carlos Vienna, quien acopió elementos para sospechar que los derechos económicos del futbolista pudieron ser blanco de lavado de dinero de origen delictivo. De corroborarse, su declaración, según fuentes con participación en la causa, puede implicar una salida auspiciosa para el conflicto planteado, que supone por ahora la prohibición de que el talentoso jugador codiciado por equipos europeos pueda ser transferido.

A las 10 de la mañana de ayer Correa ingresó al juzgado para ampliar un testimonio que le pidieron por primera vez hace dos meses y contestar preguntas. Fue el único del plantel que, por ese motivo, se quedó en Rosario luego del partido del partido que San Lorenzo empató con Newell's el sábado en el parque Independencia. De sus palabras en el trámite se desprende que nadie de la banda de Los Monos tiene control de sus derechos profesionales.

Parte por parte. En rigor el jugador nacido en barrio Las Flores hace 18 años refirió cómo se compone su pase: dijo que el 60 por ciento es propiedad de San Lorenzo, un 30 por ciento de Francisco Lapiana —que fue quien lo llevó a probarse a ese club hace seis años— y el 10 por ciento restante corresponde a su representante Agustín Giménez.

Las escuchas. En el tribunal lo esperaban con las copiosas desgrabaciones de escuchas telefónicas en las que Correa aparece dialogando con Ramón "Monchi" Machuca, prófugo desde mayo pasado, acusado de ser líder organizador de Los Monos. El futbolista asumió que conversaba reiteradamente con Machuca, hermano de crianza de Claudio "Pájaro" Cantero, asesinado el 26 de mayo pasado a la salida de un boliche en Villa Gobernador Gálvez. Pero reiteró que no lo unía a él ninguna relación ligada a su pase. "Solamente nos conocemos de barrio Las Flores, que es nuestro barrio, porque él iba a verme jugar. Hablamos un montón de veces pero no tenía mucha relación con él", indicó.

En caso de que negara esa relación, frente a la evidencia de las escuchas, Correa se exponía a una acción penal por falso testimonio. Esta vez fue más locuaz que la anterior y explicó algunas cosas que entonces no dijo.

Disgusto azulgrana. La semana pasada, al trascender la prohibición fijada por el juzgado a la negociación total o parcial del futbolista, el secretario de San Lorenzo, Marcelo Vázquez, dijo que era sugestivo que el tema se ventilara la misma semana que el equipo de Boedo viajaba a Rosario para jugar un partido definitorio para el campeonato. "Asociar a un jugador de apenas 18 años y al club con un caso como el que investiga la Justicia es una bajeza. Ese proceso es ajeno al futbolista y también a San Lorenzo, que cumplió con todo lo pedido en el marco de la investigación", le dijo a la agencia Télam.

Fuentes cercanas a la causa consideraron absurdo el comentario de Vázquez. La semana pasada el vicepresidente de San Lorenzo, Marcelo Tinelli, había declarado en el diario deportivo Olé sobre Correa: "Una venta nos vendría bien".

Eso, sumado a otros rumores en ese sentido, determinó la orden judicial al club de abstenerse de toda negociación por el jugador y depositar en una cuenta de los Tribunales de Rosario cualquier movimiento de dinero al respecto. Exigencia que fue oficiada en octubre y reiterada con detalles la semana pasada. Según allegados a la causa, ante la sospecha de una actividad ilícita en torno del volante, que jamás fue acusado de nada, era motivo suficiente para trabar el pase.

Nacido en 1995 en barrio Las Flores, Correa dialogó con simpatía con algunos empleados del juzgado donde se lo requirió. Contó que tiene diez hermanos, que había sufrido mucho el desarraigo que supuso alejarse de su familia a los 12 años para hacer las inferiores en San Lorenzo y que esperaba que ninguno de sus hermanos siguiera sus pasos de jugador por el esfuerzo que requiere llegar a primera, cosa que él logró en mayo de este año.

Por muchos elementos, según un vocero de la investigación, es firme la presunción de que en el pase de Correa hubo lavado de dinero. "Pero este es un delito de muy difícil comprobación", indicó el portavoz de la pesquisa.

La relación entre Lapiana y Monchi

Del testimonio de Angel Correa se desprende que existe una relación económica entre Ramón “Monchi Cantero” Machuca y Francisco Lapiana, el hombre que hace seis años lo llevó a probarse a San Lorenzo, señalaron fuentes del caso. En las escuchas que van de las fojas 701 a la 726 del tercer cuerpo del expediente es evidente que hablan entre ellos de modo recurrente sobre futbolistas. Lapiana es un hombre de 72 años que fue indagado en esta causa por su presunta conexión con la asociación ilícita que integran miembros de la familia Cantero. Ayer durante la testimonial de Correa estuvo en la puerta del tribunal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario