Edición Impresa

Balean a un empresario y le roban una mochila con dinero

Un hombre fue baleado la tarde de ayer en una salidera bancaria que se registró en avenida Pellegrini y Liniers, en la zona oeste de la ciudad, poco antes de las 16.30.  

Sábado 13 de Abril de 2013

Un hombre fue baleado la tarde de ayer en una salidera bancaria que se registró en avenida Pellegrini y Liniers, en la zona oeste de la ciudad, poco antes de las 16.30. En esa esquina fueron dos hombres a bordo de una moto tipo enduro los que interceptaron un auto de alta gama y, luego de efectuar dos disparos y herir al conductor, se alzaron con una mochila que tenía una importante suma de dinero cuyo monto exacto no fue denunciado por las víctimas.

Según fuentes policiales, el empresario y corredor de cereales Orlando B., de 55 años y oriundo de la localidad cordobesa de Alejo Ledesma, conducía su Volkswagen Vento color blanco por avenida Pellegrini hacia el oeste. Junto a él iba su hijo Nicolás, con quien había llegado a Rosario para realizar trámites bancarios. Cuando se detuvieron en el semáforo de Liniers, padre e hijo fueron abordados por dos hombres en una moto. "Uno estaba con la cara descubierta y otro con casco", dijo Nicolás a un canal de televisión. A los gritos y apuntándolos con una arma de fuego, los maleantes les exigieron que les entregaran "la plata". Y ante la falta de acción de los ocupantes del vehículo dejaron de ladro las palabras y les dispararon sobre la ventanilla izquierda del vehículo.

El primer disparo impactó en el brazo izquierdo de Orlando B., quien como acto reflejo emprendió la marcha a alta velocidad por Pellegrini mientras era perseguido por la moto. El empresario cordobés alcanzó a manejar unos 50 metros en dirección a Teniente Agnetta antes de ser obligado a detenerse y recibir un segundo disparó de parte de los delincuentes.

Esa segunda bala dio en la pierna izquierda de Orlando, quien hizo una maniobra que dejó al vehículo cruzado sobre Pellegrini. "Los dos impactos tienen orificio de entrada y salida y al no quedar vainas en el lugar no se pudo precisar aún el tipo de arma usada", dijo ayer una fuente policial.

Se los entregó.Ante la riesgosa situación, Nicolás se bajó del rodado y abrió el baúl para sacar del interior una mochila y entregárselas a los asaltantes quienes indudablemente sabían de la existencia del dinero, y tal vez siguieron a las víctimas desde la sucursal bancaria en la que habían estado. En ese sentido, trascendió que el empresario y su hijo habían retirado plata de una sucursal céntrica del Banco de la Nación, aunque en su denuncia ante la policía no lo mencionaron.

Orlando fue llevado en un primer momento al Hospital de Emergencias y desde allí trasladado al Español, donde quedó internado fuera de peligro. En tanto, el auto quedó con la ventanilla delantera izquierda destruida y la puerta de ese sector ensangrentada. "Mi padre está bien, por suerte estamos vivos", dijo Nicolás en un breve diálogo con la prensa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS