Edición Impresa

Acuerdo entre Rusia y EEUU para destruir el arsenal químico de Siria

Ambos se comprometen a lograr en la ONU una resolución que imponga un exigente calendario al régimen de Assad. Obama aseguró que su país sigue listo para actuar por si Damasco incumple.

Domingo 15 de Septiembre de 2013

Rusia y Estados Unidos lograron un acuerdo sobre Siria que obliga a esta nación árabe a un estricto calendario de compromisos para entregar y destruir su arsenal de armas químicas. El resultado se dio luego de tres días de negociaciones entre los cancilleres de ambos países en Ginebra.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, exigieron que el presidente sirio Bashar Assad entregue una lista con su armamento químico y permita que inspectores internacionales eliminen todas esas armas para mediados del año próximo. Sin embargo, el acuerdo no explica en qué punto Washington podría definir que Assad está incumpliendo su compromiso, por ejemplo.

Preparados.Barack Obama insistió en que EEUU "sigue preparado para actuar" ante un potencial fracaso de los esfuerzos diplomáticos, mientras el Pentágono dijo que las fuerzas siguen posicionadas para un posible ataque contra Siria.

Bajo el pacto de Ginebra alcanzado ayer, Estados Unidos y Rusia apoyarán un mecanismo de aplicación del desarme en Naciones Unidas. No obstante, los términos del pacto no han sido fijados aún y es improbable que Rusia apoye la opción militar que Estados Unidos está dispuesto a tomar. "Si la diplomacia fracasa, Estados Unidos sigue listo para actuar", remarcó Obama. "La comunidad internacional espera que el régimen de Assad esté a la altura de sus compromisos públicos", agregó. En Siria, medios estatales transmitieron en directo la rueda de prensa entre Kerry y Lavrov, lo que señala que Damasco está satisfecho con el acuerdo.

Entre los puntos concretos, el acuerdo señala que "Estados Unidos y la Federación Rusa expresan su determinación conjunta para garantizar la destrucción del programa de armas químicas sirio cuanto antes y del modo más seguro". Para esto, ambos países se han comprometido a preparar y presentar "en los próximos días a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) un proyecto que ponga por escrito los procedimientos especiales para una rápida destrucción del programa de armas químicas sirias". Los dos signatarios "se comprometen a trabajar en aras de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que incluirá las etapas para que se garantice su verificación y efectiva implementación". Asimismo, EEUU y Rusia "esperan que Siria presente, dentro de una semana, una lista completa que incluya los nombres, tipos y cantidades de sus agentes de armas químicas, los tipos de municiones y el lugar y la forma de almacenamiento, la producción e investigación, así como las instalaciones para su desarrollo. Los sirios tienen que brindar a la OPAQ, la ONU y cualquier otro personal de apoyo el derecho inmediato y sin trabas de inspeccionar todos y cualquiera de los sitios de Siria", señal el acuerdo.

"Se demuestra que cuando hay voluntad Rusia y Estados Unidos pueden lograr resultados en los problemas más importantes", comentó Lavrov durante una conferencia conjunta en Ginebra.

Las diferencias. Pero pese a la camaradería mostrada en la presentación del acuerdo, aún existen diferencias sobre la voluntad de Estados Unidos de usar la fuerza en Siria sin el respaldo de la ONU. Kerry dijo que de acuerdo con el pacto, Siria debe entregar una "lista completa" de sus arsenales de armas químicas en el plazo de una semana. El objetivo, señaló, es conseguir la destrucción completa de las armas químicas de Siria al final del primer semestre de 2014. El secretario de Estado agregó que en caso de incumplimiento, el gobierno sirio afrontará consecuencias de acuerdo con el Capítulo VII de la Carta de la ONU, que habilita sanciones y acciones militares, aunque agregó que no hay un acuerdo sobre qué medidas se darían.

Lavrov, en cambio, subrayó que "no hay nada dicho sobre el uso de la fuerza ni sobre ninguna sanción automática", aunque agregó que Rusia apoyaría el castigo que dictase la ONU contra cualquiera cuya responsabilidad fuera claramente probada. Putin ha apoyado las declaraciones de Assad sobre que el ataque químico del 21 de agosto en Siria fue obra de los rebeldes y no de su régimen. La ONU ha dicho por boca de su jefe, Ban Ki-moon que existen pruebas abrumdoras contra Assad, y se apresta a hacer público un informe de técnicos que estuvieron en el lugar atacado recogiendo pruebas.

En cuanto al conflicto armado, que continúa sin pausas, Lavrov y Kerry dijeron que cuando la Asamblea General de la ONU se reúna en dos semanas ellos se encontrarán con el enviado de Siria ante Naciones Unidas para ver si pueden negociar un término de la guerra.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS