Edición Impresa

A punta de pistola asaltaron a una familia en su casa de Funes

Una familia fue asaltada en su casa de Funes por dos hombres encapuchados y armados que tras maniatar a las víctimas se llevaron dólares, 4 mil pesos, celulares y joyas. El atraco es el...

Jueves 14 de Noviembre de 2013

Una familia fue asaltada en su casa de Funes por dos hombres encapuchados y armados que tras maniatar a las víctimas se llevaron dólares, 4 mil pesos, celulares y joyas. El atraco es el tercero que se produce en la ciudad en igual cantidad de días, lo que preocupa de sobremanera a los vecinos y a puesto en alerta máxima a la policía de la seccional 23ª.

El hecho se produjo en una vivienda de Houssay al 1200 donde vive Oscar Messineo, de 54 años y propietario de un corralón de materiales. El hombre contó a LaCapital que el asalto ocurrió ayer apenas habían pasado unos 20 minutos de las seis de la mañana. "Mi señora desconectó la alarma y salió a abrir la puerta porque llegaba el personal que venía a trabajar y porque la perra ladraba mucho. Pensó que era porque quería comer ya que a esa hora le da su alimento". Pero en ese momento los delincuentes ya habían saltado la reja del frente de la propiedad y estaban esperando que alguien abriera la puerta de ingreso. Cuando la mujer salió, le taparon la boca y le colocaron una pistola en la cabeza. Luego la obligaron a reingresar preguntándole quien más estaba adentro.

Primero levantaron a su hija de 23 años. "Le dijeron que se quede tranquila, que no pasaba nada. La llevaron a mi habitación y me despertaron de la misma forma. Me pidieron que me de vuelta y me ataron con precintos de pies y manos", relató Messineo. Hicieron lo mismo con las dos mujeres y a los tres los dejaron en la cama boca abajo.

Los asaltantes le pidieron el dinero que tenía y sin dudarlo él les dijo en que cajón estaba. Se llevaron una cantidad de dólares cuyo monto no fue divulgado, unos 4 mil pesos y también la cadena y el reloj de oro que tenía puesto el hombre, además de su celular y otras joyas.

"Le pidieron el anillo que tenía puesto a mi señora pero como no se lo podía sacar no insistieron. Pero revolvieron todo el vestidor de la habitación", detalló el comerciante. También exigieron la llave del auto de la hija, un Peugeot 206, y como no la encontraban amenazaron con llevarse el Volkswagen Vento del dueño, algo que finalmente no hicieron.

"Les expliqué dónde estaba el control remoto del garaje y se fueron. Pero volvieron para preguntarme como abrir otra puerta más chica de la casa. Luego salieron por la puerta principal, abrieron el portón de la reja con la llave y se llevaron ambas llaves junto con la del auto y el control externo de la alarma", recordó Messineo.

En la casa los ladrones estuvieron entre 25 y 30 minutos. "Era gente que estaba bastante preparada, actuaron tranquilos y nos dijeron que no querían herirnos ni matarnos. Tenían pasamontañas, uno de los cuales dejaron tirado en el ingreso de la casa junto con los precintos. No escuchamos ruidos de vehículos por lo que presumimos que se fueron caminando, posiblemente los estaban esperando a unas cuadras o se tomaron el colectivo", dedujo Messineo.

Alerta. Luego de varios minutos, el comerciante logró desatarse haciendo fuerza y liberó a su mujer e hija. Inmediatamente hizo sonar el botón de pánico conectado con la seccional 23ª y luego llamó al Comando Radioeléctrico, pero cuando llegaron, 10 minutos más tarde, ya no había rastros de los ladrones.

"Quizás estudiaron los movimientos de mi señora que venía haciendo esa rutina antes de irse a trabajar en la Fuerza Aérea. Reconozco que muchos en Funes estamos bastante confiados, ahora vamos a tener más precaución", dijo el comerciante.

Horas después del robo y ya en su comercio, Messineo reconoció que toda la familia quedó asustada. "Estamos bien, no tenemos novedad del robo ni la vamos a tener. Este país es tierra de nadie", dijo con un dejo de resignación.

A las medidas de seguridad de la casa, le sumó ayer mismo cámaras de monitoreo. Dijo que es la primera vez que le ingresan a su vivienda pero recordó que ya sufrió robos en el negocio, donde le apuntaron con armas en la cabeza, e incluso fue asaltado cuando estaba de viaje en otro país.

Dos más. Al atraco sufrido por la familia Messineo se sumaron otros dos hechos. El martes robaron una vivienda de calle López, entre Alsina y Vieytes, en la zona norte de la ciudad. La propietaria contó al portal "funeshoy" que entre las 9 y las 10 de la mañana, cuando salió a llevar a su hija al colegio, los delincuentes entraron a su vivienda. En ese momento estaban durmiendo su otra hija y su marido. Los maleantes se llevaron un televisor, la play station y dinero en efectivo.

El lunes pasado, en tanto, robaron una vivienda de calle General López al 700, entre Esquiú y Bouchard. Ocurrió a las 10 de la mañana y el botín estuvo compuesto por dos televisores, una netbook, una tablet, una play station, celulares, joyas y dinero en efectivo, según detallaron las víctimas.

Otro intento de ingreso a viviendas se registró en Vélez Sarsfield al 1700, pero se vio frustrado porque la dueña de casa hizo sonar la alarma de pánico vecinal y ante la estridente sirena los ladrones huyeron. También la semana pasada se registraron tres asaltos en tres días a mano armada a comercios mientras estaban abiertos.

Ayer, la intendenta Mónica Tomei se reunió con el secretario de Seguridad de la provincia, Matías Drivet, para hablar de los hechos delictivos que se vienen sucediendo en la ciudad en los últimos tiempos y anunció que hoy comenzará a funcionar el Centro de Monitoreo que fue inaugurado oficialmente tres días antes de las pasadas elecciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario