Economía

Mefro Wheels sigue sin arrancar por el peso de las importaciones

Sin contratos por falta de demanda y ya sin fondo de desempleo, los trabajadores de la fábrica de llantas Mefro Wheels insisten en que la Nación aplique un arancel a las ruedas importadas.

Martes 23 de Enero de 2018

Sin contratos por falta de demanda y ya sin fondo de desempleo, los trabajadores de la fábrica de llantas Mefro Wheels insisten en que la Nación aplique un arancel a las ruedas importadas. "De esa manera podemos entrar a competir con la calidad", señaló Miguel Valentino, delegado de la planta rosarina, quien denunció indiferencia desde el gobierno nacional frente a las gestiones que hicieron la UOM, las terminales de autos y el propietario de la firma, para reunirse y plantear la crítica situación.

Desde su reapertura, en septiembre pasado y hoy con 22 trabajadores en blanco, la fábrica no ha podido arrancar ni mucho menos reincorporar a otros 80 empleados, cuyo fondo de desempleo venció en diciembre.

Para colmo, "el compromiso de la Nación era que esos compañeros cobraran un fondo de desempleo ampliado, que se mantuvo vigente los primeros siete meses y después bajó a 2.500 pesos mensuales. ¿Cómo van a hacer para vivir?", indagó el delegado, y recordó que la mayoría de los empleados de Mefro Wheels tienen más de 45 años de edad, por lo que cuentan con escasas posibilidades de reinsertarse en el mercado laboral.

Por otra parte, Valentino valoró las gestiones (sin éxito hasta el momento) de la ministra de la Producción santafesina, Alicia Ciciliani, y el secretario de Industria provincial, Emiliano Pietropaolo, para concretar un encuentro con funcionarios nacionales. "El objetivo es pedirles que se lleve a cabo todo lo que nos prometieron y que no lo están cumpliendo, como la incorporación de un 39 por ciento de partes nacionales para la fabricación de autos prometida en noviembre de 2017. ¿Cómo puede ser que se anuncie que en 2018 la producción de 0 kilómetros en el país va a ser de 570.000 unidades, y que nosotros no tengamos ni un contrato?", renegó el delegado.

"No nos otorgan siquiera una reunión, tampoco responden a nuestro pedido de un arancel a las llantas y ante la falta de contratos el propietario no puede reincorporar a los 80 compañeros en espera, que ya tendrían que estar trabajando en enero según lo acordado. De todo lo que nos prometieron, nada se ha llevado a cabo. Queremos volver a trabajar", remató Valentino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario