Economía

Lacunza aseguró que su prioridad es mantener la estabilidad cambiaria

El reemplazante de Dujovne dijo que el tipo de cambio actual es "muy competitivo" y que "hay liquidez" para afrontar retiros de depósitos.

Miércoles 21 de Agosto de 2019

El gobierno ratificó ayer la política monetaria y la intervención cambiaria para mantener la estabilidad del dólar. El flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, anunció tras asumir que se abocará a garantizar la estabilidad del tipo de cambio durante el período previo a las elecciones generales de octubre y que se cumplirán las pautas fiscales acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"El presidente Mauricio Macri me dio un mandato central que es garantizar la estabilidad del tipo de cambio en este período", dijo Lacunza después de jurar en reemplazo de Nicolás Dujovne, y reiteró que hay que "cuidar a los argentinos porque todo lo que pasa en los mercados repercute en los ciudadanos de a pie".

El nombramiento de Lacunza, una figura política más conciliadora para comandar Hacienda en uno de los peores momentos del gobierno de Macri, muestra la necesidad del oficialismo de garantizar estabilidad hasta las elecciones generales. De hecho, entre los anuncios de ayer, el ministro confirmó que reunirá próximamente con los referentes económicos de todas las fuerzas que competirán en octubre para acordar "algunas condiciones básicas para preservar esa estabilidad".

Aunque también ratificó que no se correrá de los ejes pautados con el FMI, que fue hasta ahora el garante de la estabilidad del dólar, pero que ayer rompió el silencio y reconoció que Argentina afronta "una difícil situación".

En paralelo a las declaraciones de Lacunza, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, sostuvo también en una conferencia de prensa que "el tipo de cambio actual es muy competitivo" y afirmó que "hay liquidez suficiente para quienes quieran retirar sus depósitos en pesos y en dólares" (ver aparte).

Muy temprano por la mañana, el presidente Mauricio Macri puso en funciones a Lacunza, quien hasta algunas horas atrás se desempeñaba como ministro de Economía bonaerense.

Lacunza transitó los pocos metros que separan la Casa de Gobierno del Ministerio de Economía, donde expresó que el Banco Central utilizará todas sus herramientas disponibles para estabilizar el tipo de cambio en el actual rango de precios.

"Hemos coordinado objetivos con el Banco Central, que usará a su criterio todas las herramientas necesarias para que el tipo de cambio no abandone el rango de precios de la semana pasada", señaló Lacunza y dejó una definición clave de cara a los inversores al afirmar que el Banco Central tendrá como objetivo sostener el tipo de cambio en una banda virtual de $57 a $62.

El ministro aseguró que el presidente Macri le transmitió la necesidad "de garantizar el precio del tipo de cambio como objetivo de primer orden y es lo mejor que podemos hacer para las familias argentinas".

"El tipo de cambio está largamente por encima de su valor de equilibrio, no hace falta que esté más alto porque permitir volatilidad o tendencia alcista solamente agregaría incertidumbre y presiones inflacionarias", admitió Lacunza.

El ministro, ni bien asumió, ordenó recomprar deuda argentina en poder de los bancos, aprovechando los precios bajos, y redujo hoy su deuda pública en moneda extranjera por un monto total de u$s 12.810 millones (ver página 11).

Por otra parte, el ministro informó que las medidas económicas anunciadas la semana pasada no tendrán impacto fiscal y que en julio se sobrecumplieron las metas fiscales pactadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI). "Las pautas fiscales se cumplirán porque están financiadas con mayor recaudación", dijo.

En tanto, el FMI confirmó que "una misión del organismo estará viajando a Buenos Aires muy pronto", según el vocero de la entidad Gerry Rice, quien aseguró además que desde el organismo seguían "muy de cerca los acontecimientos desarrollados en la Argentina".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario