Economía

La nueva acería de Gerdau se acerca a su meta de producción

Tras la caída del rubro en 2016 y su recuperación en 2017, la firma espera operar a full este año. Sin pánico por el arancel de Trump

Domingo 18 de Marzo de 2018

En sintonía con la recuperación y el crecimiento de la industria del acero que arrancó el año pasado -tras una brusca caída de casi un 18 por ciento del crudo en 2016-, la firma brasilera Gerdau está muy cerca de alcanzar su meta de producción fijada para su nueva planta en la localidad de Pérez, inaugurada el año pasado a seis kilómetros de su otra fábrica de laminados.

"Estamos en pleno crecimiento de producción. Para 2018 ya teníamos previsto que la acería iría en una curva ascendente hasta alcanzar en el segundo semestre de este año los valores pretendidos, que (para la planta en Pérez de Gerdau) serían entre unas 15 mil y 18 mil toneladas por mes. Una vez alcanzada esta meta, el objetivo es mantener los volúmenes alcanzados", señaló Fernando Lombardo, director ejecutivo de Gerdau para Argentina y Uruguay.

Respecto al rubro en general, el directivo remarcó que "en 2017 se recuperó toda la caída del mercado que se produjo en 2016 e inclusive estuvo mejor que el 2015. Entonces conceptualmente fue un año de crecimiento del sector, con algunos puntos porcentuales por encima y 2018 continúa con buena demanda", auguró.

En materia de empleo, Lombardo comentó que en la planta de Pérez dedicada a la fabricación de aceros especiales, "desde el inicio de las operaciones y hasta un año antes ya habíamos contratado a buena parte del equipo que iba a trabajar en la empresa, por lo que estimamos que hemos generado (entre directos e indirectos) entre 700 y 800 puestos de trabajo", tal como se anunció previo a su apertura oficial, el 31 de octubre de 2017.

Trabas al comercio

La planta de Pérez no exporta. Fue construida para sustituir importaciones. "La empresa importaba un semi elaborado que se llama palanquilla, de origen brasilero, y esta fábrica tiene por objetivo producir ese producto en Argentina, muy cerca de la planta que teníamos antes en la localidad. Producimos a partir de chatarra el acero necesario para abastecer el laminador que también está en esa población", indicó el directivo.

Mantienen en alerta al sector de la acería los planes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en cuanto a la aplicación de aranceles de hasta un 25 por ciento a las importaciones de acero, con exenciones para algunos países como Canadá y México y otros aliados que soliciten excepciones similares. De allí que por estos días funcionarios argentinos y el propio presidente Mauricio Macri están haciendo denodados esfuerzos por quedar excluidos de esa disposición.

Es que en el caso de Argentina, la medida afectaría exportaciones por unos u$s 800 millones. Son especialmente 200.000 toneladas de tubos de acero sin costura destinados a la industria petrolera, provistos por TerniumSiderar del Grupo Techint (u$s 300 millones) y productos de aluminio de Aluar (u$s 500 millones), según estimaciones del mercado. En esta última, de las casi 300.000 toneladas anuales que exporta, el 55 por ciento (159.300 toneladas) va a los mercados de Estados Unidos y México (no precisa cuánto a cada uno).

Desde Gerdau Argentina, "tomamos una postura de esperar y ver lo que termina pasando. En una primera instancia parece algo que impactaría demasiado pero entendemos que ver la evolución: tal vez el impacto sea mucho menor que el pensado y el que se está imaginando", señaló Lombardo.

De todas maneras, en el peor de los escenarios, "a Gerdau no impacta directamente porque producimos en Argentina para Argentina. Podría haber algún ingreso adicional de importaciones pero en realidad esto se está dando desde el inicio de este gobierno hasta ahora, aunque en el sector de aceros largos ha sido muy bajo".

Ante la amenaza de ingreso de nuevos jugadores o de mayor volumen de importaciones generando un excedente de la oferta local, Lombardo desestimó esta posibilidad "porque en teoría deberían ir a mercados donde ya están presentes a gran escala y aumentarla, porque da trabajo incursionar en nuevas plazas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario