Economía

La inflación volvió a marcar 1,5 por ciento en la medición de mayo

El IPC mostró la misma evolución que en abril. Acumula 43,4 por ciento en doce meses y 11,1 por ciento en lo que va del año. Alimentos, por debajo del promedio.

Viernes 12 de Junio de 2020

El Indice de Precios al Consumidor (IPC) subió 1,5 por ciento en mayo, un nivel similar al registrado en el mes anterior. De esta forma, la inflación minorista en los primeros cinco meses del año fue del 11,1 por ciento y en los últimos doce meses marcó un acumulado de 43,4 por ciento. Así lo informó ayer el Instituto nacional de Estadística y Censos (Indec).

Un dato a destacar de la medición de abril fue que el rubro alimentos y bebidas, con un 0,7 por ciento, marcó un incremento inferior al promedio general por primera vez en el año.

La baja en carnes y derivados, frutas y bebidas no alcohólicas en algunas regiones incidieron en el resultado, al compensar las subas que se observaron en verduras, tubérculos y legumbres, leche, productos lácteos y huevos.

Mientras que en la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires el rubro alimentos registró una suba de sólo 0,3 por ciento, en las provincias de la Patagonia la suba fue de 1,5 por ciento.

De esta forma, en los primeros cinco meses del año, la inflación a nivel general aumentó 11,1 por ciento, mientras que el rubro alimentos y bebidas acumuló una suba de 16 por ciento.

Por su parte, el rubro prendas de vestir y calzado fue, con un alza promedio del 7,5 por ciento, fue la que mostró mayor aumento.

En mayo, en la medida en que fue abriendo el comercio tanto online como presencial en algunas provincias con la flexibilización de la cuarentena por el coronavirus, se observaron aumentos en prendas de estación.

La suba de este último rubro también explicó, en parte, el alza que se observó en la categoría estacionales, que cerró el mes con un avance de 4,7 por ciento. Por su parte, la división de equipamiento y mantenimiento del hogar registró en mayo una suba de 2,8 por ciento, en la que incidió la implementación del segundo tramo de aumento salarial para trabajadores de casas particulares, a lo que se sumó un incremento en precios de bienes no durables para el hogar.

El Indec precisó, además, que la categoría de regulados _que comprende a servicios públicos y determinadas actividades_ mostró al cierre de mayo una baja de 0,1 por ciento respecto al mes anterior.

Esto se produjo debido a que las tarifas siguen congeladas y a que los precios de la educación mostraron una retracción del 0,4 por ciento, producto de la reducción de las cuotas de distintos niveles de enseñanza a causa del esquema de enseñanza en remoto.

De todas formas, las variaciones en esta última división fueron dispares regionalmente. Mientras que en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires bajó 2 por ciento y 0,4 por ciento en las provincias del Noroeste, en Cuyo y la región pampeana se anotaron subas de 1,8 por ciento y 1,6 por ciento, respectivamente.

Por regiones, donde más subieron los precios fue en las provincias del Noroeste, con un incremento de 1,7 por ciento, seguido por la Patagonia, la región pampeana y el Noreste, con un avance de 1,6 por ciento en los tres casos.

Por debajo del promedio general se ubicó Cuyo, con una suba de 1,3 por ciento en mayo, mientras que el área metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires registró la misma suba que la medida general, de 1,5 por ciento.

En números generales, cabe destacar que la inflación de 1,5 por ciento de mayo es la mitad del 3,1 por ciento del mismo mes del año pasado.

También desaceleró en casi 14 puntos la evolución interanual del índice de precios. En mayo de 2019 había sido de 57,3 por ciento y el mes pasado fue de 43,4 por ciento.

Si se toma el acumulado de cinco meses, la trayectoria descendente también se pone en claro: el año pasado a esta altura el Indec informaba un incremento de precios de 13,9 por ciento para el período, mientras que este año fue del 11,1 por ciento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario