Economía

La industria se desplomó 10,7 por ciento en diciembre por menor consumo y altas tasas

La actividad industrial sufrió una fuerte contracción en diciembre pasado, al caer un 10,7 por ciento frente al mismo mes de 2017 y cerró el año con una caída del 3,4 por ciento, informó la Unión Industrial Argentina (UIA).

Miércoles 20 de Febrero de 2019

La actividad industrial sufrió una fuerte contracción en diciembre pasado, al caer un 10,7 por ciento frente al mismo mes de 2017 y cerró el año con una caída del 3,4 por ciento, informó la Unión Industrial Argentina (UIA).

Con respecto al mes previo, la medición mostró un retroceso del 2,5 por ciento (medición desestacionalizada), agregó la UIA.

En el informe , la entidad fabril precisa que tras mostrar un primer trimestre de 2018 favorable, con un crecimiento del 3,8 por ciento, a "partir del segundo trimestre comenzó a registrar un retroceso que fue profundizándose a lo largo del año, como consecuencia de las tensiones financieras y cambiarias".

Durante el segundo trimestre la actividad se contrajo un 2,4 por ciento, con una caída del 5,4 por ciento durante el tercer trimestre, cerrando el último trimestre con una baja del 8,4 por ciento.

Los retrocesos afectaron a la mayor parte de los sectores industriales, en un contexto marcado por la caída en el consumo y por las altas tasas de interés que llegaron a superar el 100 por ciento para el capital de trabajo durante septiembre y octubre.

En lo que respecta al cuarto trimestre los rubros mano de obra intensiva, como textiles y calzado, presentaron las mayores caídas de la industria, seguidos por sectores asociados a la construcción, la industria automotriz y edición e impresión.

En materia de comercio exterior las exportaciones de Manufacturas de Origen Industrial (MOI) subieron 9,3 por ciento interanual (alcanzando u$s 20.514 millones) y explicaron la expansión de las ventas externas totales en un 5,5 por ciento.

Las importaciones bajaron 2,2 por ciento anual, contribuyendo a mitigar el déficit comercial, que se redujo un 50 por ciento contra 2017. Durante el último trimestre las importaciones cayeron 25 por ciento y las de bienes de capital 40 por ciento.

Según los técnicos de la UIA, "este escenario se explica por el fuerte crecimiento de las exportaciones a Brasil — especialmente de vehículos- y por la contracción en las compras a partir de mayo". En el caso de China, sostuvieron que el comportamiento fue más irregular, pero la caída en las exportaciones se debió principalmente a la sequía y su impacto en la cosecha.

En noviembre, el empleo industrial registrado se contrajo 0,96 por ciento mensual, siendo el undécimo mes consecutivo con tendencia negativa y la mayor baja de la serie.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});