Economía

"El cierre de Falabella es un golpe muy importante para el centro"

El presidente de la Asociación Empresaria de Rosario advirtió que comercios de la zona "usufructuaban" a los clientes que iban al emblemático edificio de Sarmiento y Córdoba para realizar alguna compra

Martes 06 de Abril de 2021

“Es un golpe muy importante para el centro”, advirtió Ricardo Diab, presidente de la Asociación Empresaria de Rosario (AER), al conocer la noticia sobre el cierre de la sucursal rosarina de Falabella. Es que muchos comercios de la zona “usufructuaban” a los clientes que se llegaban hasta el emblemático edificio de Sarmiento y Córdoba para realizar alguna compra.

El referente de los comerciantes rosarinos relató que las ventas en general actualmente “no superan el 30 o 40%” del nivel prepandemia y advirtió que con el cierre del local de Falabella la llegada de posibles clientes al centro seguramente se verá más limitada aún. “Muchos comerciantes decían que más allá de ser una competencia generaba una atracción para la zona céntrica, de paso compraban en otros locales”, indicó.

Diab contó que junto a la Municipalidad y los comerciantes de la zona se estaba trabajando en armar un plan para jerarquizar el centro, cómo darle mayor circulación de personas a la zona, pero ahora la situación en el casco histórico de la ciudad se ve agravada por la decisión que tomó el consorcio empresarial multinacional chileno a cargo de Falabella.

“Ahora hay una problemática por el personal que se queda sin actividad y otra por el local que tiene unas dimensiones y características difícil de reponer rápidamente, difícil encontrar un inversor que quiera poner en marcha un nuevo proyecto”, resaltó al tiempo que consideró que el escenario de caída del consumo no ayuda para que un muevo jugador pueda interesarse en un emprendimiento para ocupar la estratégica esquina céntrica.

“Las perspectivas no son muy halagüeñas a futuro. Los negocios no venden más del 30 ó 40 por ciento de lo que vendían. Si tomamos como referencia marzo de 2020 es un 14,4% abajo, pero ahí ya había empezado la cuarentena y estuvimos cerrado 10 días. Comparado con marzo 2019 estamos un 25% abajo, incluso alimentos y bebidas que fueron los más estables igual está con volúmenes de un 5,3% menos que en marzo de 2019. Las perspectivas no dan para que pensemos que vamos a estar más arriba, hay mucha incertidumbre”, detalló Diab en base a los últimos números relevados por Came.

Los comerciantes rosarinos, del centro y todos en general, están en alerta ante la posibilidad de que vuelva algún tipo de restricción frente a la llegada de la segunda ola por el Covid-19. “La expectativa va cambiando, pensábamos que en marzo íbamos a tener un panorama más claro ante la llegada de la vacuna en diciembre y hoy estamos esperando nuevas comunicaciones para ver cómo se sigue todo. El horizonte no se ve con claridad, el gobierno dice no hay espacio para volver atrás, los comercios no aguantamos sin vender. Sabemos que en esta oportunidad no es fácil cerrar pero nadie garantiza nada”, detalló Diab al tiempo que consideró que “si la cosa se pone fea no habrá entusiasmo de la gente para salir, más allá de que tengamos el negocio abierto” y por eso volvió a pedir ayuda al Estado nacional para sostener los puestos de trabajo de las pymes “que no pueden sostenerse si no tienen ventas, menos rentabilidad”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario