..

Denuncian faltante de dinero en un centro para discapacitados

Una denuncia penal por el presunto delito de administración fraudulenta contra el Hogar Taller Granja Protegido Municipal, donde concurren personas discapacitadas, fue presentada ante la fiscalía de los Tribunales de Casilda con el propósito de que la Justicia investigue para esclarecer el tema.

Miércoles 19 de Diciembre de 2012

Una denuncia penal por el presunto delito de administración fraudulenta contra el Hogar Taller Granja Protegido Municipal, donde concurren personas discapacitadas, fue presentada ante la fiscalía de los Tribunales de Casilda con el propósito de que la Justicia investigue para esclarecer el tema.

La presentación fue realizada por integrantes de la Asociación Cooperadora y, si bien involucra directamente a la ex tesorera, también apunta contra la ex directora de la institución, que hace un tiempo fue separada del cargo tras ser acusada ante el Ejecutivo municipal por supuestas irregularidades cometidas en su gestión, lo que derivó en un sumario administrativo que aún está en curso. Similar situación atraviesa su esposo, que se desempeñaba como profesor de educación física.

La denuncia está relacionada con un faltante de dinero que superaría los 200 mil pesos, aunque no surgieron mayores detalles.

La fiscalía, previo a dictaminar sobre la instrucción de sumario o no, solicitó al Juzgado de Instrucción, a cargo de Carlos Pareto, una serie de medidas, como pedir información a la Municipalidad sobre la estructura orgánica del hogar, así como conocer el funcionamiento de la cooperadora y la situación contable a través una auditoría.

En tanto, la ex directora del hogar, Gisela M., y su marido, Gabriel F., quienes están siendo sumariados por presuntas irregularidades, no sólo niegan las acusaciones en su contra, sino que iniciaron, por separado y ante el Juzgado Correccional de Casilda, también conducido por Pareto, sendas querellas por injuria contra sus denunciantes. En ese marco se realizaron audiencias de conciliación que no prosperaron, razón por la cual la situación no varió y se espera que el magistrado interviniente resuelva en consecuencia.

Los querellados son empleados de la institución que, junto a la secretaria de Acción Social de la Municipalidad, Mónica Richezze, y al secretario general del gremio municipal, Walter Britos, firmaron un acta en agosto para dar cuenta al gobierno sobre presuntas irregularidades ocurridas dentro del Hogar Taller y Granja Protegido Municipal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario