Cultura y Libros

Un libro de poemas con el amor como performance

Los poemas de Maia Morosano y las imágenes de Maximiliano Conforti le dan forma al poemario.

Sábado 10 de Noviembre de 2018

"...La performance /es un trapo en la calle" leemos en uno de los versos finales del libro Con el amor no alcanza, que Maia Morosano y Maximiliano Conforti compusieron a dúo y que publicó Baltasara Editora. Y entonces, habilitamos la pregunta: ¿qué es el amor sino una performance que puede durar hasta que la muerte separe a los amantes o apenas unos pocos días o segundos para escribir un libro con textos y fotografías o dibujos, como aquel que realizó André Breton en 1928 y que tituló Nadja, nombre de la amada que en ruso significa esperanza? Es en la idea del amor como performance, como puesta en cuerpo y escena de un deseo que queda tirado en la calle, casi un trapo, un resto de lo que fue, pero ya no puede ser, donde Morosano y Conforti materializan poéticamente la pasión entre dos mujeres.

Aunque también el libro es en sí mismo parte o resto de otra performance: la de la escritura de Morosano, que no alcanza para sostener el amor en duelo porque duele, aunque quiere, a través de la palabra, llegar a la mujer amada y esquiva, cuya sentencia en una frase tan realista como cruel da título al libro y las separa, las pone en un estado donde "nuestro pasar juntas se transformó en mito". Pero además, es la performance de Maxi Conforti, quien con su ojo-cámara compone un paisaje visual en fotos de los restos afectivos: chapitas de cerveza amontonadas, una lata abollada que chorrea, cartas apiladas, una osa viajera por un espacio en ruinas o arruinado, corazones caídos entre enredaderas hasta los pies de una mesa. Es decir, son fragmentos de un mundo convertidos en versos fotografiados de eso que no alcanzó, aunque se desea que alcance todavía, porque ahora cuando ya no es, duele en sus presencias fantasmales.

Además, los poemas de Con el amor no alcanza tuvieron su primera puesta en escena en una Femme Fest organizada por la revista Femme Fetal, donde Maia Morosano irrumpió en el Galpón de la Música, vestida de novia y arrastrando latitas de cerveza, mientras se proyectaba un video en el fondo y, luego, se quitaba la ropa, hasta quedar completamente desnuda y comenzar a leer algunos poemas, los mismos que se lavaba del cuerpo con agua de una pileta. Por ende, el libro que ahora se publica en coautoría con Conforti es el resultado de exploraciones entre y con diversos lenguajes —teatrales, multimediales, musicales— que Morosano desarrolla desde hace muchos años en la poesía rosarina, por ejemplo, en el ciclo La Malcriada de tu Lengua, que tuvo diversas puestas en escena. Y en el caso de Conforti, es también una continuidad en el trabajo con las relaciones entre fotografía y diversas prácticas artísticas que realiza actualmente, como en el proyecto de retratos Sobrenegro, donde diversos protagonistas de la escena cultural contemporánea se convirtieron en rostro fotográfico.

El libro, ahora, promete otro capítulo en su presentación, que será el próximo viernes 16 de noviembre, a las 21, en La Correntada (Maipú 1152), y que todos los lectores/espectadores de Morosano y Conforti aguardamos con la misma ansiedad que el estreno de una nueva temporada de la serie de la cual somos fans. Asistir a la presentación será entrar en la dimensión de una nueva performance amorosa que seguirá, como un trapo en la calle que, mientras el viento lo sacude y lo arrastra a otro lugar, veremos y leeremos ahí, en vivo, de nuevo, todos juntos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario