El Colegio de Ingenieros Agrónomos de la provincia de Santa Fe, conmemora y festeja la profesión

06 de agosto, Día del Ingeniero Agrónomo

Una profesión de privilegio

Miércoles 05 de Agosto de 2020

Un día en el día del Ingeniero Agrónomo es un día de planificar, dirigir, supervisar en sistemas agropecuarios los insumos, procesos de producción y productos, la introducción, multiplicación y mejoramiento de especies, el uso, manejo, prevención y control de los recursos bióticos y abióticos, las condiciones de almacenamiento y transporte de insumos y productos, la dispensa, manejo y aplicación de productos para la protección de los cultivos, biológicos y biotecnológicos, la certificación, funcionamiento y/o condición de uso, estado o calidad de los procesos e insumos para la producción, el control referido a seguridad e higiene y control del impacto ambiental, la certificación de estudios agroeconómicos, la docencia, la investigación, etc.; en los ámbitos públicos y privados, en el campo y la ciudad, sin descanso, ni feriados, ni pandemia que nos frene, porque la profesión es esencial para la producción de los alimentos en una extensa área del planeta.

Ese cumulo de actividades generales son las actividades reservadas al título de Ingeniero Agrónomo, tienen como fin garantizar que la producción de alimentos y derivados sean confiables, saludables, seguros e inocuos para la sociedad que los consume, sin desatender el ambiente y con una sensibilidad particular a la hora de no exceder la capacidad de carga del planeta en cuando a la extracción o sobreuso de recursos.

Los ingenieros agrónomos son los principales custodios del ambiente, porque su actividad tiene como principio la conservación de los recursos naturales y la calidad de los alimentos. La materia prima está en la tierra.

No hay producción sin suelo, sin agua, sin vegetación sin humedales ni mares ni océanos que mitiguen los cambios climáticos que reducen la esfera productiva.

No existe suelo sin descanso, sin rotaciones planificadas, sin incorporación de sustrato verde, ni acuíferos saludables sin el control de la infiltración y no contaminacion.

Las reservas serán heredadas, se trabaja pensando en eso, el futuro de las generaciones venideras tiene que estar asegurado.

El ingeniero agrónomo es el eslabón de cristal de la cadena de producción de los alimentos, es el dueño de sus saberes, es la experiencia, el mediador, el guardián, libre de todo interés, camina de la mano de su profesión con el orgullo humilde de “cultivar la vida”.

El salto de calidad está en el asesoramiento con ingenieros agrónomos “certificados” a través de su matrícula profesional, controlados en su ética, además de ser menester creatividad, idoneidad, compromiso y conciencia plena de que el desempeño profesional es una tarea técnica y social, por cuanto ha sido declarada Carrera de Interés Público, por interponer valores que comprometen la salud de la población y la preservación del ambiente.

Con mucho orgullo, desde el CIASFE, celebramos la profesión con todos nuestros colegiados y evocamos a nuestros colegas del Colegio de Médicos Veterinarios, también en su día, les deseamos a todos un gran día de la profesión.

Marcela Sibuet

Matricula Profesional N° 82-2-0660

Presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos

de la 2ª Circunscripción - Rosario

¿Te gustó la nota?