Política
Domingo 06 de Agosto de 2017

Peña: "Santa Fe necesita recambio, hace rato que gobiernan los mismos"

El jefe de Gabinete y principal funcionario de Mauricio Macri asegura que pagarán la deuda por coparticipación, confía en Cambiemos y augura otro futuro político para la provincia.

"Terminé de ver Billions y El Chapo. Me voy a meter a ver la que me decís", dice Marcos Peña cuando el periodista le sugiere la serie Twin Peaks. El jefe de Gabinete pasó por Rosario en plan de campaña, auscultó el clímax electoral en la ciudad y pidió el voto para los candidatos de Cambiemos.

Si bien defendió la relación con la provincia de Santa Fe y aseguró que el gobierno nacional honrará la deuda por la coparticipación, el principal funcionario de Mauricio Macri dejó una frase excluyente: "Santa Fe necesita recambio político".

—¿Para ustedes hay un proceso electoral que empieza el domingo próximo y termina en octubre o apuestan todo a ganar dentro de 7 días?

—Por definición, aspiramos a ganar en todas las competencias; Cambiemos tiene vocación de poder, de representar mayorías, de ganar elecciones.

—¿Que Cristina sea competitiva no demuestra el fracaso del gobierno a la hora de dejar conforme a un sector social que observa que la economía no lo ayuda?

—Se evaluará eso con el resultado de octubre. Nosotros creemos que Cambiemos hará una muy buena elección en provincia de Buenos Aires y que Cristina quedará como una minoría como la que entró en la campaña, como una minoría que refleja el pasado. Apostamos a un triunfo nacional de Cambiemos, que representa claramente la fuerza política más valorada. El análisis puntual lo haremos después de octubre, pero competimos con una ex presidenta que representa a una fuerza que sacó 49 por ciento hace un año y medio. Y que hace 4 años sacó el 54 por ciento de los votos. Creo que es al revés, los competitivos somos nosotros.

—¿El hecho de que a dos semanas de las elecciones haya subido el dólar y que en paralelo con los comicios estén arribando a los hogares las facturas de luz y gas con aumentos enormes, no les marca que cometieron un error de apreciación? Al menos va contra el manual...

—El dólar no se disparó, dijimos que no era para preocuparse. Y esta semana bajó, en una situación normalizada, con un Banco Central independiente y con reservas. Lo que pasa es que se combina la preocupación genuina de mucha gente con el deseo de muchos dirigentes de que las cosas se salgan de control. Pero la realidad demuestra que hay un plan económico que funciona, una Argentina que crece. Respecto de las tarifas hay un proceso de sinceramiento en la realidad que nos dejaron, con una matriz devastada. Con un país en el que el gas no les llega a todos. Estamos federalizando los esquemas tarifarios, fortaleciendo la tarifa social. Es un proceso de normalización, con la verdad sobre la mesa.

—¿Rosario es el lugar que más le cuesta penetrar al gobierno nacional? Las encuestas muestran problemas.

—En Rosario hay mucho cariño y respeto hacia el gobierno nacional, como mucha gente que no está de acuerdo con lo que hacemos. Hemos hecho buenas elecciones en el pasado reciente. Esperaría a saber qué pasará en esta elección que se viene. Hay que echar un manto de dudas sobre la confiabilidad de las encuestas, después de la extensa prostitución que hicieron los kirchneristas y el sistema político en el último tiempo.

—¿Se le va a pagar la deuda a Santa Fe por la coparticipación?

—Por supuesto, vamos a honrar la deuda. Hay que discutir el cómo. Estamos todavía dentro del plazo que fijó la Corte Suprema. Estamos pagando todas las deudas que nos dejaron los kirchneristas, y estamos trabajando fuertemente con los santafesinos. Estamos haciendo la mayor inversión en obra pública, presencia de Gendarmería. Santa Fe es uno de los ganadores de lo que ocurre con la economía nacional, sin duda.

—Pero es muy zigzagueante la relación del presidente con Lifschitz.

—Es la misma relación que la que tiene con todos los gobernadores. Correcta relación institucional, para no repetir el pasado: Santa Fe fue víctima de la discriminación arbitraria por motivos políticos. Pero no trabajamos para el gobernador, sino para los santafesinos. No coincidimos con las opiniones que vierte todo el tiempo el gobernador y ahora sus candidatos, por algo somos de otra fuerza política. Los santafesinos tienen que apoyar a Cambiemos.

—El que se bajó del caballo oficialista en lo discursivo es Schiaretti, que pidió no votar por ustedes.

—Los tiempos electorales son desafiantes. Las cosas que dice el Gringo (por Schiaretti) no impedirán que sigamos trabajando juntos con Córdoba. Nunca una opinión sobre nosotros impedirá que al día siguiente nos sentemos a trabajar por los argentinos. Lo vamos a cumplir siempre.

—Es lo que les reconocen a ustedes los que los siguen bancando. ¿Lo notan?

—Por supuesto, pero hay algo mucho más profundo: la toma de conciencia de la sociedad de que con gobiernos que mienten, roban y no hacen no vamos a salir adelante. Los que quieren volver desean que fracasemos económicamente, pero la realidad muestra otra cosa de la economía.

—¿Anita Martínez o Roy López Molina?

—Tenemos un enorme cariño y respeto por ambos. Estarán juntos para ofrecer un equipo para el cambio de Rosario.

—¿El candidato a gobernador será Corral en 2019? A diputado parecía que iba a ser del PRO (Laspina) pero terminó siendo el radical Cantard...

—Le doy una primicia: el candidato a gobernador será de Cambiemos.

—Con esa "primicia" no le vendemos un diario a nadie, Peña.

(Risas). Es un lujo tener dirigentes como Corral, Laspina. Del Sel.

—¿Perotti podrá ser candidato a gobernador de ustedes?

—No, no es de Cambiemos. Somos coherentes, tenemos valores. Corral es un gran intendente. Santa Fe necesita recambio y equipo, y a esas dos cosas las vamos a garantizar.

—¿Por qué Santa Fe necesita recambio?

—Porque hace rato que gobiernan los mismos y una provincia se beneficia de la alternancia. Cuando se está mucho tiempo en el poder existe el riesgo de perder fuerza y creatividad.

Comentarios