Policiales
Martes 06 de Junio de 2017

Fray Luis Beltrán: hallan colgado a un joven en el calabozo de una comisaría

José Cáceres había sido mencionado entre los ladrones que mataron al abuelo de Marco Ruben, pero la Justicia lo desvinculó de ese hecho

Dicen que apenas pisó la vereda de los Tribunales de San Lorenzo el sábado, tras ser imputado de asaltar a una pareja de ancianos, ya tenía la decisión tomada. "¿Y dónde me van a llevar? Yo a Piñero no voy", fueron las últimas palabras que ese mismo día escucharon los policías de boca de José Cáceres antes de que entrara al calabozo de la comisaría 4ª de Fray Luis Beltrán mientras tramitaban el traslado a esa cárcel. Minutos más tarde el joven de 21 años fue hallado muerto colgado de una tela que ató a la ventana. Aunque oficialmente se lo desvinculó, había sido mencionado entre quienes habían participado del fatal asalto a Fermín Rodríguez, el abuelo del futbolista Marco Ruben (ver aparte).

A Cáceres se le atribuían asaltos a casas de ancianos en la zona y su prontuario acumulaba al menos diez hechos de robo. Y aunque no se pudo probar, los pesquisas que seguían sus pasos deslizaron a este diario que su compadre en el delito era su vecino del barrio Retiro Brian Jesús R., el único detenido imputado por el mortal ataque a Rodríguez.

Derrotero

Según contaron fuentes policiales, el miércoles 31 de mayo a las 22.30 Cáceres merodeaba la zona Alvear 13 de Beltrán, donde había marcado la casa de una pareja de ancianos cuya mujer estaba postrada. Aunque se movía con una muleta y una férula por una lesión en una pierna, el joven logró romper la angosta ventana de una puerta posterior de la casa e ingresar su menudo cuerpo.

Los ancianos dormían, pero los ruidos despertaron al dueño de casa, que se levantó y se topó en el comedor con el ladrón, quien lo amenazó y le exigió dinero. Camino al dormitorio, la víctima tomó un revólver calibre 32 de un mueble y enfrentó al asaltante, que le arrebató el arma y le pegó un culatazo en la frente.

Un vecino oyó gritos y activó la alarma comunitaria. El ladrón salió de la casa, atravesó un alambrado y fue visto por alguien que le preguntó qué hacía allí. "Le robaron a mi tío", dijo apurando el paso.

Tras la denuncia, personal de la comisaría 4ª revisó la zona y acopió evidencias, como la muleta que abandonó Cáceres al huir. Al día siguiente el Comando detuvo al sospechoso cargando una bomba de agua con los cables cortados y las zapatillas mojadas. En la comisaría, mientras se establecía si el objeto era robado, se constató que el joven presentaba lesiones en espalda y brazos compatibles con el roce de su cuerpo al entrar y al huir de la casa asaltada.

El fiscal Aquiles Balbis ordenó que Cáceres quedara detenido hasta acopiar el relato de testigos que lo pudieran reconocer y otros elementos que lo vincularan al atraco. El viernes se hizo una rueda de reconocimiento con la víctima del robo, pero arrojó resultado negativo.

No obstante, el fiscal reunió evidencia para pedir la audiencia imputativa que se hizo el sábado ante el juez Juan José Tutau. Imputado de robo y tenencia de arma de fuego, Cáceres quedó con prisión preventiva por 40 días. La defensora pública Marisol Dalla Fontana pidió que, por su edad y por no tener antecedentes condenatorios, fuera alojado en la alcaidía de San Lorenzo, pero el juez rechazó esa petición.

Decisión tomada

Cuando el imputado salió de Tribunales lo primero que preguntó a sus custodios era dónde lo llevarían. Y como por decisión del Ministerio de Seguridad ya no hay presos en comisarías, le respondieron que su destino era Piñero.

Según relató ayer a este diario el comisario Mauricio Nowichi, Cáceres se veía atribulado. "Llegamos de San Lorenzo a las 15 y lo alojamos en el calabozo transitoriamente mientras preparábamos el papeleo de rigor para trasladarlo. No habrán pasado más de 15 minutos que fuimos a revisar y lo encontramos colgado de la ventana. Sacó el cotín del colchón (tela que se recubre el perímetro) y se ahorcó con eso. La sensación es que tenía la decisión tomada desde que salió de Tribunales", indicó.

La trágica muerte es investigada por la Fiscalía en turno y Asuntos Internos de la policía.

Comentarios