Policiales
Sábado 01 de Abril de 2017

Críticas de jueces y magistrados por la "injerencia política" tras un fallo

Los Colegios que nuclean a los profesionales se manifestaron contra las dichos del gobernador tras el fallo por el crimen de Claudio "Pájaro" Cantero.

La absolución dictada el miércoles a los tres principales acusados del crimen de Claudio "Pájaro" Cantero no sólo generó sorpresa en muchos de quienes siguieron día a día las audiencias del juicio oral y público sino también de un gran sector del arco político provincial. Incluso el propio gobernador, Miguel Lifschitz, manifestó abiertamente que "esperaba una condena ejemplar". Y ayer el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, se sumó a las críticas y sostuvo que la resolución del tribunal le dejó "un sabor amargo" (ver aparte). En ese marco, tanto el Colegio de Jueces en lo Penal de Rosario como el Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la Provincia de Santa Fe (Delegación Zona Sur), salieron a responder enfáticamente y con sendos comunicados lo que entendieron fueron "declaraciones inapropiadas" e "inoportunas".

El miércoles, poco después de las 14, el tribunal integrado por Julio Kesuani, Ismael Manfrín y María Isabel Más Varela dispuso por unanimidad absolver por el beneficio de la duda a los tres principales imputados del crimen de Claudio Cantero, quien fuera el líder de la banda de Los Monos y cayera baleado la madrugada del 26 de mayo de 2013 frente a la puerta de un boliche de Villa Gobernador Gálvez. Por ese episodio, que marcó un antes y un después en la historia narcocriminal de la ciudad, llegaron a juicio oral y público Luis "Pollo" Bassi como instigador del homicidio; y Facundo "Macaco" Muñoz junto a Milton Damario como los ejecutores del mismo. El único condenado fue Maximiliano "Popito" Zalazar, quien llegó al banquillo imputado de haber provisto las armas al grupo aunque la pistola con la que asesinaron a Cantero jamás fue hallada.

La respuesta política

En ese marco, el gobernador Miguel Lifschitz se mostró sorprendido y a pocas horas de conocerse el fallo dijo que lo "sorprendió y creo que no solamente a mí, sino a toda la ciudadanía que esperaba una condena ejemplar" porque, a su entender, "había elementos suficientes" para una resolución judicial en ese sentido de acuerdo a lo expresado "por la fiscal (Cristina) Herrera, que trabajó mucho en los últimos meses para arrimar pruebas y fundamentar la acusación".

En el mismo sentido se expresaron diputados provinciales de distintos sectores como Carlos Del Frade (Frente Social y Popular), quien expresó que "la decisión nos llenó de angustia" y dijo que "el fallo tiene algo de irracional"; y el justicialista Leandro Busatto, quien se mostró "perplejo ante la decisión de los jueces aunque no pongo en duda su probidad".

Inapropiadas

En ese marco, el Colegio de Jueces en lo Penal de Rosario emitió ayer un comunicado en el cual sostiene que ante las recientes declaraciones y comentarios emanados del Poder Ejecutivo de la provincia, alusivas a la función de juzgamiento que tienen sus miembros y en directa relación a la labor del tribunal oral que juzgó el crimen de Cantero, entiende que "dichas declaraciones resultan inapropiadas sin conocer los verdaderos fundamentos del fallo y en mayor medida mientras la sentencia está en proceso de elaboración, por lo que las mismas vulneran la prohibición de injerencia del Poder Ejecutivo en la actuación de los Tribunales de Justicia".

Asimismo, los jueces dijeron que "este tipo de expresiones, que además comprenden las alusiones al pronóstico futuro de la actuación de un tribunal de apelación, ni siquiera abocado al caso, configuran verdaderas amenazas para la independencia de los poderes, la imparcialidad del juzgador y las bases fundamentales de funcionamiento de un estado democrático, por lo que se rechazan por su improcedencia manifiesta".

El comunicado del Colegio lleva las firmas de Carlos Alberto Carbone, presidente de la Cámara de Apelaciones; Georgina Depetris, coordinadora de la misma Cámara; Gustavo Pérez de Urrechu, vicepresidente de 1ª instancia; y Luis Maria Caterina, coordinador de 1ª instancia. En el texto dicen que "en cumplimiento de la ley (artículo 3 de la Ley 13.018) deben "...ejercer funciones libre de interferencias y rechazar cualquier intento de influencia política, social, económica, por amistad, por grupos de presión, por el clamor público, por miedo a la crítica, por consideraciones de popularidad o notoriedad".

Y que los jueces, "como funcionarios públicos, estamos sometidos al control ciudadano como pilar fundamental del sistema republicano de gobierno y del propio sistema procesal penal, en tanto las decisiones se toman en audiencias públicas y orales, debiéndose por ende, sujetar las críticas a las circunstancias concretas del juicio y no meras intuiciones o apreciaciones personales; con más razón cuando ellas son emitidas por las superiores autoridades de un poder distinto del judicial y obligado constitucionalmente a no inmiscuirse en su ejercicio".

Inoportunas

A su turno, el Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la Provincia de Santa Fe (Delegación Zona Sur), expresó "su preocupación ante las manifestaciones vertidas desde el Poder Ejecutivo provincial con motivo del fallo emitido por el Tribunal Oral integrado por los doctores Julio Kesuani, María Isabel Más Varela e Ismael Manfrín" y recuerdan que "los contenidos de las decisiones judiciales se sustentan en la ley y en la prueba incorporada a los procesos, no siendo oportunas las valoraciones genéricas que no toman en cuenta tales elementos de fundamentación".

Asimismo, dice el comunicado firmado por su Consejo Directivo, "corresponde resguardar firmemente la independencia de los magistrados que aún tienen que emitir la argumentación del fallo como así también la de quienes han de intervenir en las instancias ulteriores".

Vale recordar que, más allá de que los fundamentos del fallo absolutorio serán leídos el próximo 6 de abril, se supo y LaCapital publicó ayer que el tribunal oral entendió que entre las pruebas sólo había "escuchas que no decían nada", "falta de testigos directos del episodio criminal" juzgado e "informes policiales endebles" que no brindaron la certeza necesaria que requieren los jueces para condenar.

"Un fallo que me dejó un sabor amargo"

Poco antes de jueces y magistrados manifestaran su desagrado a las opiniones del Poder Ejecutivo sobre el fallo que absolvió a los acusados de matar a Claudio "Pájaro" Cantero, el ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, admitió que "en estos casos que son relevantes uno siempre espera condenas ejemplares por eso el fallo me dejó un sabor amargo". Asimismo señaló que Luis Bassi, Milton Damario, Facundo Muñoz y Maximiliano Zalazar "son personajes violentos, tenebrosos, que regaron de violencia la ciudad de Rosario y esperábamos que tuvieran condenas muy altas en función de los delitos que, entendemos, han cometido". Finalmente, Pullaro dijo que "habrá que esperar al 6 de abril para leer los fundamentos y ver cuáles son los argumentos de los jueces para absolver cuando todos esperábamos que se logre establecer la vinculación de los acusados con el homicidio del líder de la banda de Los Monos".

En otra parte de su testimonio Pullaro expresó que la banda de Los Monos "está descabezada porque sus cabecillas están presos y aislados de la sociedad" y se mostró orgulloso con eso "ya que con mirar las estadísticas de violencia uno se da cuenta de lo que decimos. Obviamente, la organización criminal puede haberse reorganizado de alguna manera pero Santa Fe tiene una estrategia de persecución para estos criminales y pienso que avanzamos bastante aunque falta mucho por hacer".

Comentarios