Central
Martes 11 de Julio de 2017

Montero dijo que a Central le va a costar sumar figuras "porque el jugador de jerarquía busca jugar una Copa"

El entrenador del equipo de Arroyito dijo que no miente y que, más allá de que Central sea un equipo grande y que llena estadios, los futbolistas de renombre buscan competencias internacionales.

Lo venía diciendo con los pies sobre la tierra mientras el grueso soñaba montado arriba de una nube de ilusión. Paolo Montero jamás se corrió del libreto que él mismo escribió. "Yo no me miento. Central es un equipo importante y llena estadios. Pero el jugador de prestigio busca jugar una Copa. Si quiero que venga Edgar Davis, lo hará si hay un torneo internacional. Por eso queremos ser uno de los planes A o B de futbolistas de prestigio", fueron las palabras que empleó el entrenador canalla cuando se lo consultaba sobre la calidad de los refuerzos a traer en este mercado, que por ahora sigue por demás de pasivo por las coordenadas de Arroyito.

Cuando el técnico uruguayo expresaba su preocupación porque dejaban puntos en el camino, lo hacía además pensando en futuro. Tenía en claro que los nombres importantes que podrían sumarse a su equipo dependían exclusivamente de "si clasificamos a la Sudamericana".

Y eso no sucedió. A la vez es cierto que si por esas cosas del destino un equipo argentino gana la Libertadores o Sudamericana, entonces sí habrá un cupo para los auriazules. Pero aferrarse a esa hipótesis para pensar en grande es como comprar en estos momentos un billete para el Gordo de Navidad.

"Hay que buscar jugadores importantes para suplantar a los que se fueron", fue otra de las frases que empleó con raciocinio el entrenador ante las sensibles bajas que sufrió el canalla. Tales los casos de Víctor Salazar, Javier Pinola, Damián Musto y Teo Gutiérrez.

Por eso antes de que se bajara el telón del calendario deportivo, Montero hacía una petición a modo de plegaria. "Ojalá lleguemos al encuentro contra San Martín adentro (clasificado a la Sudamericana). Porque de ser así sabemos que luego será mucho más fácil para hablar con muchos jugadores", disparó en su momento. El tiempo le dio la razón.

Porque hasta el momento el club no logró sumar un jugador de fuste. En realidad no cerró ninguna negociación de manera oficial. Todo lo contrario. Se les cayeron las de Rafael Delgado y William Tesillo por diversos motivos. A eso hay que agregarle que Néstor Ortigoza jamás respondió si aceptaba el jugoso contrato que le habían propuesto los dirigentes.

"Todo el mundo sabe la importancia de Central. Pero también de lo que es jugar una Copa. De repente podés llamar al jugador hincha de Central porque te viene igual. Porque pasó. Pero si son jugadores de mucho prestigio y no son hinchas prefieren buscar otros equipos", había deslizado Montero con criterio. Hoy en día esa teoría se erigió en realidad. Ahora se comprende el por qué estaba tan "desesperado por entrar a la Sudamericana" también. Presagiaba lo que se vendría en caso de no suceder. No podría acudir a esos nombre clase A o B que tanto anhelaba y deseaba para tener un plantel bien estructurado.

Se le desarmó además esa "columna vertebral que para nosotros es sagrada. Sé que las negociaciones son lentas, pero lo que les pedí a los dirigentes es que cuando arranque la pretemporada ya estén los jugadores que solicite", acotó Montero antes de entrar en vacaciones.

Hoy no tiene ninguna cara nueva. Incluso se le fueron once jugadores por motivos diferentes como el Ruso Rodríguez, Víctor Salazar, Javier Pinola, Esteban Burgos, Mauro Cetto, Hernán Menosse, Dylan Gissi, Cristian Villagra, Damián Musto, César Delgado y Teo Gutiérrez.

Para el próximo lunes está pactada la vuelta al trabajo del plantel. Será entonces turno de arrancar la pretemporada en el country de Arroyo Seco. Quizá la dirigencia sorprenda de un momento a otro y termine oficializando alguna de las negociaciones que asegura extraoficialmente tener abrochada.

Pero que trasladado al plano de la realidad indica lo contrario. En consecuencia, Montero tenía razón. A Central le va a costar sumar jerarquía con los nombres que ya tiene apuntado "porque el jugador de prestigio busca jugar una copa".

Comentarios