Opinión
Jueves 18 de Mayo de 2017

Té para tres en Casa Rosada

El presidente de la Nación deberá optar entre Barletta, Laspina o Boasso para encabezar la lista oficialista. Podría haber dos radicales compitiendo. El detrás de escena en Casa Rosada.

En lo más alto del poder político de la Casa Rosada deberán resolver si el primer candidato a diputado nacional es Mario Barletta, Luciano Laspina o Jorge Boasso. O si, en un acto-sorpresa la voluntad del gobierno se inclina hacia un tapado.

El candidato ideal para el macrismo es Luciano Laspina. PRO puro, joven con todos los tics que les gustan a los seguidores del presidente, hasta el detalle de la camisa entallada. Los dos inconvenientes que tiene Laspina están merituados: no es conocido territorialmente y el Ejecutivo debe resolver quién encabeza Santa Fe de acuerdo a la pulseada con la UCR. "Los radicales piden más que ciego nuevo", dice una fuente altísima del gobierno en una tarde luminosa en la ciudad de Buenos Aires.

A casi un mes del cierre de listas nacionales, el histórico edificio de Balcarce 50 ve pasar tarde a tarde a dirigentes de todas las provincias. Deben superar la prueba de la blancura para encabezar o secundarizar algunas de las múltiples listas oficialistas en las 24 provincias. Santa Fe no es la excepción.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, escucha a todos casi sin hacer gestos. A todos les dice lo que quieren escuchar. Pero la última palabra la tienen él y el presidente de la Nación. Barletta y Boasso tuvieron sus reuniones. Laspina espera el regreso del presidente. Ayer fue el turno del concejal rosarino, que les dijo a Peña y Frigerio que podría ir detrás de Laspina, pero no de Barletta.

Caminando las canchas.

El martes pasado, el que caminaba la Casa Rosada era José Corral, en su rol de presidente de la UCR. Casi al mismo tiempo, el gobernador Miguel Lifschitz le caminaba la cancha al intendente e inauguraba luminarias en la ciudad de Santa Fe. "José viene todos los martes porque es la reunión con Peña y Frigerio. Y todos los martes, Lifschitz se le instala en Santa Fe. Nos están declarando la guerra", dijeron cerca de Corral, mientras el mediodía se consumía en la Plaza de Mayo bajo un sol intenso.

En Casa Rosada preguntan por Barletta y Boasso. Aseguran que no quieren saber nada con un proceso interno que termine con una competencia en las Paso, pero a renglón seguido se resignan. "Si es Barletta, y Boasso quiere armar una lista, bueno, para eso están las Paso", sostiene un funcionario de primera línea con despacho en el primer piso del Palacio de Gobierno .

Para los principales operadores electorales del gobierno (Peña y Frigerio) el mapa es como un damero: una planta constituida por cuadrados que alternan en dos colores. "Hay 24 provincias que llevarán listas oficialistas, radicales o nuestras. No es fácil el armado, tenemos que ser equilibrados. Si en Córdoba encabeza uno nuestro, como la coneja Baldassi, en Santa Fe tiene que ir como cabeza de lista un radical, aunque nos encante que sea Laspina. Ojo, puede que al final el presidente se incline por Luciano, ya le dijo a ustedes que es una «revelación»", sostiene una espada macrista en diálogo con LaCapital.

La impresión que se lleva el cronista de Balcarce 50 es que entre las prioridades electorales del momento no figura Santa Fe. Al fin, la madre de todas las batallas es la provincia de Buenos Aires. Según algunas encuestas, Cambiemos está tercero.

"Esas encuestas que salieron publicadas (Management & Fit, Raúl Aragón y González & Valladares) fueron una truchada. Una operación de Sergio Massa queriendo demostrar algo que no es real: que no hay polarización entre nosotros y Cristina y que si él no compite puede ganar la ex presidenta. Típica chantada de Massa", confió a este diario una relevante figura del gabinete, con reserva de la fuente.

Entre tres pocillos de café, asentados en una larga mesa, otro funcionario despliega las probabilidades como si se tratase de una mesa de arena. "Mauricio está realmente bien en todo el país. Tiene cerca de 60 por ciento de imagen positiva. Creemos que va a ser un plebiscito nacional Macri sí o Macri no. Y la polarización será con el peronismo, salvo en Santa Fe. Ahí está bien Lifschitz, pero es gobernador. El no compite. Y no pasa lo mismo con el socialismo ni el Frente Progresista. Y menos con (Agustín) Rossi", comenta a este diario un funcionario con oficina en el primer piso de Casa Rosada.

La gran duda a la hora del análisis político es cómo será la estrategia de campaña que se dibuje desde el Laboratorio de Olivos, atento a que la ya cansadora y redundante grieta es entre los oficialistas y el kirchnerismo. En Santa Fe, el oficialismo es el socialismo y el radicalismo progresista, mayoría en la interna de la UCR.

A la hora de imaginar los trazos gruesos de la campaña aparecen algunas curiosidades. Si Antonio Bonfatti rechaza la posibilidad de ser candidato, el Frente Progresista y Cambiemos podrían tener a sendos radicales encabezando las listas. Luis Contigiani, potencial aspirante a la Cámara baja, admitió el lunes pasado su pertenencia al alfonsinismo del 83 y Barletta no sólo que es radical sino que fue electo en 2011 en la lista que encabezaba Hermes Binner, por el FAP. Santa Fe, a veces es toda una rareza política.

Pero, atención: algunos dirigentes del PRO Santa Fe y peronistas que adhieren a Cambiemos dicen por lo bajo que sería una cachetada que la Casa Rosada se incline por un radical. Y ahí hay que hacer foco en lo que Carlos Reutemann declaró a LaCapital el último día de marzo de 2017: "Con el radicalismo siempre tuve una relación muy conflictiva; estos tipos me hicieron operaciones políticas muy sucias durante estos años, y esas cosas quedan. Yo no voy a apoyar a un radical nunca, ni para la Gobernación ni para legislador, olvídese".

Ese telefonazo era para Macri.

Propietario: © Editorial Diario La Capital S.A. Inscripta en la Sección Estatutos del Registro Público de Comercio de Rosario al T° 80 F° 3602 N° 197 en fecha 19 de mayo de 1999. Dirección Nacional del Derecho de Autor (Registro de propiedad intelectual en trámite). Prohibida toda reproducción total o parcial del contenido de este diario. Dirección, redacción, comercial, circulación y administración: Sarmiento 763, Rosario, CP 2000, provincia de Santa Fe.

Comentarios