Opinión
Martes 06 de Junio de 2017

La prioridad es la escuela de educación técnica

El Politécnico y la excelencia educativa. La reforma de los planes de estudios del nivel secundario implicó la recuperación de los títulos técnicos de este nivel, cuya tercera promoción egresará este año.

El actual equipo directivo del Instituto Politécnico Superior asumió el 7 de marzo de 2016 con una propuesta de lineamientos para dirigir la institución en la que se explicitaban los principios de política y gestión educativas que se están implementando.

Esa propuesta se inspira en las mejores tradiciones institucionales: la escuela de educación técnica y la tensión entre permanencia y cambio, que nos ha permitido y nos permite estar a la vanguardia de la excelencia educativa nacional, con la premisa de que la calidad en el proceso de enseñanza aprendizaje se construye colectivamente.

Como trabajar siguiendo estos lineamientos le ha permitido al Instituto consolidar y profundizar los relevantes logros alcanzados en los últimos años, nos permitimos un breve repaso de ellos y de las nuevas acciones emprendidas.

La reforma de los planes de estudios del nivel secundario implicó la recuperación de los títulos de técnico de ese nivel, cuya tercera cohorte egresará este año.

Esta misma reforma incorporó como espacio curricular obligatorio las prácticas profesionalizantes, que a partir de convenios generados por el Instituto con más de cincuenta empresas e instituciones se efectivizan garantizándole a los futuros técnicos complementar su formación en el mundo del trabajo.

Desde hace tres años, mediante la firma de un convenio con la Municipalidad de Granadero Baigorria, se inauguró una extensión áulica en esa ciudad para la implementación del ciclo básico del nivel secundario, lo que constituye un hecho inédito de ampliación de derechos. Esto se implementó con la correspondiente provisión de cargos financiada con presupuesto de la UNR, lo que significó una ampliación de la planta de cargos del Instituto.

Nos encontramos en el presente en la instancia de estudio y propuesta de una séptima oferta académica de nivel secundario con la posibilidad de ser dictada en dicha localidad.

El nivel superior, creado hace más de cuarenta años, ha crecido y se ha consolidado en el tiempo llegando a la actualidad a una oferta de ocho carreras.

Las tecnicaturas de Gestión y Producción y la de Plásticos y Elastómeros cuentan con posibilidades de articularse con licenciaturas afines, que se dictan en la Facultad de Ciencias Económicas y en la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura, respectivamente.

En este sentido, hace pocos días, el Instituto Politécnico y la Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño de la UNR firmaron un convenio de homologaciones recíprocas que permite a los técnicos universitarios en construcciones insertarse en la carrera de arquitectura con reconocimiento de trayecto académico y a los alumnos de la carrera de Arquitectura también insertarse en la tecnicatura con reconocimiento de crédito académico.

La política de articulación curricular comprende al resto de las tecnicaturas, por lo que nos encontramos trabajando con las facultades afines.

Con estas acciones es que enfrentamos el desafío de sostener ambas ofertas, tanto de nivel medio como superior, lo cual es posible por el esfuerzo colectivo de la comunidad del Instituto y por el apoyo de la Universidad.

También es estos días, Universidad y Politécnico -vía presupuesto de la UNR y planes de mejoras aprobados y financiados por el Inet- han lanzado distintos llamados a licitación de obras (se pueden ver en el sitio web) como parte de una nueva etapa programada por la unidad ejecutora. Incluye cubierta e interiores del laboratorio de química y finalización de la obra de red de gas natural de laboratorios de segundo y tercer piso. Estos trabajos permitirán continuar recuperando el patrimonio edilicio, desatendido durante décadas.

En los próximos meses se sustanciará, como parte de la implementación del convenio colectivo de trabajo, la incorporación a carrera docente de los colegas que al momento de la sanción del mismo contaban con cinco años de antigüedad y se encuentran designados con cargos creados a partir de partidas temporarias. Esta etapa le sigue a la primera, incorporación de los colegas que, con idéntica antigüedad estaban designados en cargos interinos.

La implementación del artículo 73 del convenio colectivo de trabajo sobre la base de acuerdos paritarios con la representación gremial y decidida por el Consejo Superior de la UNR, significa mayor estabilidad docente y por lo tanto una mayor garantía de sustanciación del proyecto académico de la institución.

La lista de avances es cuantiosa y diversa, y los hacedores somos todos los miembros de la comunidad del Politécnico que nos comprometimos con el sentido de estas transformaciones.

Fuimos, somos y seremos una escuela pública universitaria referente de la educación tecnológica argentina.

Patricia Zeoli

Directora del Instituto Politécnico Superior General San Martín

Comentarios