La ciudad
Miércoles 12 de Abril de 2017

Llega finalmente al Concejo el nuevo pedido de endeudamiento

El pasivo municipal será refinanciado por la provincia. La emisión de deuda será para obras y la capitalización del Banco Municipal

El Ejecutivo enviará la semana próxima el anunciado proyecto de endeudamiento internacional por 146 millones de dólares para financiar obras de alto impacto. El dato que se suma es que en este segundo ensayo que efectuará la intendenta Mónica Fein se insistirá en la capitalización del Banco Municipal con un 10 por ciento de los fondos solicitados. En la actualidad, la banca pública local cuenta con 4.380 millones de pesos en depósitos, pero su patrimonio neto es de 340 millones de pesos. Por eso, si se autoriza su fortalecimiento, ya está previsto que se puedan otorgar unos 350 créditos hipotecarios para viviendas.

Tal como lo anticipó LaCapital, el Ejecutivo enviará entre el lunes y martes al Concejo Municipal el mecanismo financiero por el que solicita la autorización para endeudarse con el gobierno provincial por 54 millones de dólares y emitir un bono por 146 millones de dólares teniendo como operador al Banco Municipal.

Con su ingreso será analizado en comisiones y se constituirá como el segundo intento que hace la intendenta tras el fracaso legislativo de diciembre último.

Lo que se subraya desde el Palacio de los Leones es la necesidad de que, junto a las obras de alto impacto, se fortalezca el patrimonio del Banco Municipal.

"El pedido es que se otorgue el 10 por ciento de lo que se autorice para la capitalización", adelantó a LaCapital el secretario de Hacienda municipal, Santiago Asegurado.

Al 31 de marzo de 2017, el Banco Municipal contaba con 4.380 millones de pesos en depósitos y su patrimonio neto era de 340 millones. "Tiene mucha liquidez por fondeo, pero lo que se puede prestar está regulado por el Banco Central y, en función de su capital, se limita la cantidad de veces en que se pueden dar créditos. Por ende, si ampliamos el capital se pueden prestar muchos más pesos", razonó Asegurado.

Esta multiplicación por 4 o 5 veces de su capital le podría permitir al Municipal otorgar créditos hipotecarios, los que hoy resultan nulos. "Al menos un cuarto de la capacidad prestable deben ser para créditos hipotecarios; estamos calculando unas 350 soluciones en viviendas que podrían potenciarse si la capacidad del banco se articula con la Ansés y el Banco Hipotecario", explicó el titular del área de Hacienda.

De esta forma, el Ejecutivo quiere darle un valor agregado a la filosofía de la banca local, que abastece a un segmento del empresariado de la región, centros comerciales, pequeños y medianos comerciantes e industriales chicos.

El municipio había enviado seis ordenanzas, de las cuales muchas de regularización tributaria ya están en vigencia. Inicialmente, la solicitud de deuda a colocar en el mercado internacional por 200 millones de dólares establecía que un 60 por ciento era para obras, un 27 por ciento para la reestructuración del pasivo municipal, 10 por ciento para la capitalización del Banco Municipal y un 3 por ciento para el proceso de modernización del Estado local.

Nueva instancia

En esta segunda iniciativa, que ya había anticipado la intendenta en la apertura de sesiones del Concejo, se establece que unos 54 millones de dólares (unos 800 millones de pesos) los aportará la provincia con un plazo de cancelación hasta diciembre de 2019 para reestructurar el pasivo municipal.

Serán 30 cuotas (afectarán los próximos presupuestos municipales) que se irán liquidando con fondos propios, pero teniendo en cuenta un régimen de compensación con las acreencias que el Ejecutivo local mantiene con el tesoro provincial.

Entre ellas, el reclamo por coparticipación pendiente desde 2005 y un porcentaje de fondos por el fallo de la Corte Suprema de la Nación, que favoreció a Santa Fe ante los reclamos de aportes de la Ansés y el fondo de autofinanciamiento de la Afip, que rondan los 40 mil millones de pesos, de los cuales 1.700 son exigibles por parte del Palacio de los Leones.

Se viene un plan de obras públicas de fuerte impacto

De autorizarse esta operación simultánea entre la reestructuración del pasivo municipal con fondos provinciales y la colocación de títulos públicos en el exterior (y un porcentaje en el mercado local), se pondría en marcha un plan especial de obras públicas de alto impacto.

   Entre los proyectos, figuran el pavimento definitivo de centenares de cuadras, la jerarquización de los centros comerciales a cielo abierto, la puesta en marcha de la línea de trolebús I y su conexión con la M, y el proyecto Bajos del Saladillo.

   El dinero también se destinará a realizar 850 cuadras de pavimento a nivel definitivo, con intervenciones hacia unos 20 barrios a partir del macrocentro. Se recambiará la iluminación LED en los parques Alem, Yrigoyen e Independencia, además de los ingresos a la ciudad. También, entre las arterias propuestas en el mensaje del Ejecutivo figuran tramos de Sorrento, Carrasco, Provincias Unidas, Alberdi, Pellegrini, 27 de Febrero, Oroño, Arijón, Ayacucho, Del Rosario y San Martín.

   A ello se propone agregar un plan para centros comerciales a cielo abierto en Fisherton, Empalme Graneros, Mendoza, Ayacucho, San Luis, Industrial, Belgrano, Arijón, San Martín, Cafferata, Echesortu Oeste y Tiro Suizo.

   El proyecto de mayor impacto urbano y social será la recuperación de los Bajos del Saladillo (estimado en unos 50 millones de dólares), que incluirá un nuevo parque en la desembocadura del arroyo Saladillo, viviendas y saneamiento del brazo seco como espacio recrerativo. En definitiva, un mejoramiento que alcanzará a alrededor de 1.500 rosarinos que habitan en este sector de la zona sur.


Comentarios