La ciudad
Miércoles 05 de Julio de 2017

Las falsas amenazas de bomba ponen en jaque a la Brigada de Explosivos

El mes pasado hubo 33. Los policías quieren dar charlas en los colegios para concientizar a los alumnos de que esto no debe hacerse

Las falsas amenazas de bomba en Rosario, casi una decena en las últimas 72 horas, ponen en jaque a la Brigada de Explosivos. El pico se vive por estos días en medio de exámenes en facultades y colegios; previo a las vacaciones de invierno.

Sólo en junio se produjeron 33 amenazas que obligan a la intervención de los 19 efectivos con los que cuenta la brigada en la ciudad.

Trabajan distribuidos en guardias de 4 operadores y choferes, pero cuentan con un solo móvil para concurrir a los sitios donde se denuncian amenazas de bombas.

En un intento por frenar esta escalada, las mujeres policías a cargo de la repartición ofrecieron dar charlas en las escuelas como forma de concientizar a los alumnos para que estas amenazas no se repitan y así evitar el desplazamiento de toda una logística que luego resulta en vano.

"Estamos recibiendo hasta tres amenazas por día, los efectivos salen de una escuela y se meten en otra", advirtió a LaCapital el jefe de la Unidad Regional II, Marcelo Villanúa, y lamentó el estado "de nerviosismo y psicosis entendible que se genera entre los padres, las comunidades educativas y los alumnos. Piensan que es una gracia para zafar de un examen, pero hay una obligación de concurrir y verificar que todo esté en orden", señaló.

En junio hubo 33 amenazas de bomba. "Evidentemente se han incrementado este tipo de conductas que provocan todo un esfuerzo en vano", puntualizó el jefe policial. De este total, 7 fueron en Politécnico, 2 en la Dante Alighieri, 2 en la Escuela Provincial de Danzas. Y en lo que va de julio ya se contabilizaron hasta ayer 7 llamados con amenazas apócrifas.

María Soledad Giménez y Natalia Giménez son jefa y subjefa de la Brigada de Explosivos. Están a cargo de la agrupación que a diario debe acudir a los llamados de emergencia advirtiendo que en una escuela se colocó un artefacto que va a detonar en pocos minutos.

Son 19 efectivos, de los cuales 13 son los denominados operadores. Es decir, personal capacitado y autorizado por la provincia para actuar ante un hallazgo de una bomba. Cada equipo listo para actuar está compuesto de entre 3 a 4 efectivos, pero cuentan solo con un móvil perteneciente a esta dependencia.

Pero además de la labor específica, los uniformados están afectados a tareas de patrullaje y operativos especiales ¿Y si ocurren dos episodios en simultáneo? "Se asiste como fueron los tres casos de esta mañana (por ayer)", cuenta a LaCapital la inspectora Giménez.

El primer llamado fue a las 8.45 en Mitre al 1600, donde hubo que evacuar a todos los alumnos de la Escuela Nº 1.240. A las 9.40 se recibió otro llamado al 911 dando cuenta de otra amenaza de bomba en Regimiento 11 1123 donde funciona el Colegio del Sur. Y a las 9.50 se recepcionó otro en La Paz al 500 en la escuela Verbo Encarnado. Cabe recordar que el lunes a la noche se había recepcionado otro llamado. Esta vez, provino de la escuela técnica de San Luis y 1º de Mayo.

Las escuelas cuentan con un protocolo de evacuación ni bien se informa a la central policial. Se hace egresar a los alumnos de la institución amenazada y se los ubica en un radio superior a los 50 metros de distancia, preferentemente en una plaza.

Al lugar acuden Explosivos, Defensa Civil y Bomberos Zapadores. Se hace la inspección ocular y tras dar resultado negativo se da aviso a las autoridades escolares para la firma del acta de verificación. Después de todo este trámite, que dura aproximadamente entre 40 a 50 minutos, el reingreso de los alumnos queda a criterio de los directores."Se está dando muchísimo el tema de las amenazas falsas, estimo que es por los exámenes previos al receso escolar. Pero este año es ampliamente superior a otros años", subrayó Giménez.

A la hora de armar una suerte de "podio", los uniformados repasaron la frecuencia de las advertencias falaces y concluyeron que el Instituto Politécnico sube primero, le sigue la Dante Alighieri y en tercer lugar la Escuela Técnica Nº 468 y luego se entremezclan en forma alternada diferentes instituciones de la ciudad.

"Hay que comprender que ante cada llamado falso se desplaza toda una logística de fuerzas policiales, agentes, autobomba de Bomberos, además de cortes de tránsito, con lo que eso significa. Y por ende también se afectan recursos que están destinados a la prevención en las callles. Pero lo más preocupante son los 300 alumnos de una escuela en la vereda", apuntó la subjefa de Explosivos.

En el Ministerio de Seguridad santafesino el tema es monitoreado con preocupación y con la idea de que padres y docentes asuman un rol preventivo.

En tanto, la Policía de Investigaciones (PDI) fue instruida para que no abandone las pesquisas y coordine con los fiscales. En los registros del 911, está detectado un número telefónico con 31 llamadas. En las recientes estadísticas procesadas a partir de llamados al 911 se advierte que sólo el 39,07 por ciento de las comunicaciones que ingresaron a la central de emergencias constituyeron pedidos reales de asistencia sanitaria y policial. El restante 60,93 por ciento no presentaron emergencias.

Se contabilizaron 2.893 llamados que fueron directamente bromas y más de 50 mil no fueron auxilios.

Comentarios