Información Gral
Viernes 07 de Abril de 2017

Detienen a un empresario que organizó la fiesta fatal en Arroyo Seco

También tiene pedido de captura su socio, y se pidió indagar al intendente de esa ciudad. El 1º de enero murieron dos jóvenes

Uno de los titulares de la productora que organizó el fatal evento en el boliche Punta Stage, de Arroyo Seco, la madrugada del 1º de enero, quedó detenido por orden de la Justicia federal, mientras que a su socio se le libró un pedido de captura. También se pidió la indagatoria del intendente de Arroyo Seco, Nizar Esper, y de otros funcionarios municipales de menor rango por "incumplimiento de los deberes de funcionario público".

El joven empresario fue arrestado este miércoles por efectivos de la División Antidrogas Rosario de la Policía Federal en el centro de Rosario, tres meses después de la fiesta electrónica donde perdieran la vida a una chica rosarina de 20 años y un muchacho de San Nicolás, de 34. El detenido es Alan V. B., uno de los responsable Live Art, y ayer comenzó a ser indagado por el juez federal Carlos Vera Barros. El trámite continuará hoy.

Después de la fiesta fallecieron la rosarina Giuliana Maldovan, de 20 años, y Lucas Liveratore, de 34 años, de San Nicolás. La chica sufrió una descompensación en el mismo lugar, entró en un cuadro de excitación y luego de depresión. La llevaron al hospital de Arroyo Seco y de allí al Provincial de Rosario, donde falleció esa misma tarde. El deceso de Lucas Guillermo Liveratore, de 34 años, se produjo el mismo día pero fue detectado recién por la noche, en su propio domicilio de la ciudad de San Nicolás, donde fue hallado por un tío.

Investigación

La captura de uno de los empresarios organizadores de la "Sasha New Years Eve Party" se produjo anteayer en el marco de la investigación del fiscal federal Mario Gambacorta, que pidió una serie de medidas al Juzgado Federal Nº 3, a cargo de Carlos Vera Barros.

El fiscal decidió intervenir cuando las autopsias de los dos fallecidos, testimonios e indicios concretos coincidieron en que las víctimas consumieron éxtasis dentro del boliche, lugar donde numerosos testigos habían asegurado que se vendían drogas de diseño con increíble facilidad.

La Justicia también pidió la detención de Gino P., socio de la productora, aunque al cierre de esta edición no se supo si esta medida se había efectivizado y, en tal caso, cuál fue su resultado. Y aunque había hecho lo propio con Esteban G, que sería el encargado, y Germán D., el gerente, el juez desestimó estas últimas medidas

El detenido y su socio (éste último se encontraba ayer prófugo) están acusados de "haber creado el marco propicio que facilitó la comercialización y el uso de sustancias estupefacientes", especialmente de estimulantes de tipo anfetamínico y otras drogas sintéticas en la fiesta, donde también se denunció la falta de agua para hidratarse, hacinamiento y otras irregularidades.

De oficio

La Fiscalía Federal Nº 2, junto con la Policía Federal, iniciaron una investigación de oficio cuando las autopsias de los dos fallecidos, indicios concretos y testimonios convergieron en que las víctimas consumieron drogas dentro del boliche Punta Stage.

En paralelo, el fiscal solicitó también juzgado federal las indagatorias del intendente de Arroyo Seco, Nizar Esper; del inspector Albino Ricardo López; y del jefe de la comisaría 27º de la policía provincial, oficial subinspector Luciano Vallejos, por el delito de "incumplimiento de los deberes de funcionario público". Y decidió enviar actuaciones al Ministerio Público de la Acusación de la provincia.

Desde la fiscalía entienden que la la fiesta se realizó sin el permiso ni la habilitación correspondiente. Además el boliche funcionó con una capacidad mayor a la que podría haber funcionado de haber estado habilitado y tampoco hubo presencia de fuerzas de seguridad que estuviera destinada a prevenir y reprimir la circulación de estupefacientes.

En su momento, el intendente de Arroyo Seco se excusó con el argumento de que el evento estaba habilitado, pero no como "fiesta electrónica" y que tal denominación no aparecía en la entrada ni en la publicidad de la actividad.

El fiscal había considerado además las indagatorias para dueño y encargado del complejo Punta Stage, administrado a través de Yameli SRL. Son Esteban G. y Germán D. No obstante, el juez no hizo lugar al argumentar que "no existen las pruebas de cargo suficientes", aunque se especulaba conque Gambacorta podría apelar tan decisión.

Los hechos

Tal cual lo publicó oportunamente LaCapital, Giuliana Maldovan tenía 20 años, vía en Rosario y como miles de jóvenes de toda la región fue a recibir el año en el boliche de Arroyo seco donde se ofrecía una fiesta electrónica, y donde el denominador común, según testigos, fue el descontrol. La chica se descompensó, entró en un cuadro de excitación y luego de depresión. La llevaron al hospital de esa ciudad y de allí al Provincia, de Rosario, donde falleció por la tarde.

Y Lucas Guillermo Liveratore, de 34 años, fue hallado sin vida en su casa por un tío la noche del 1º de enero, horas más tarde de haber regresado de Punta Stage. Había estado junto con algunos amigos en la fiesta electrónica New Year´s Eve y en un momento adujo sentirse mal, aunque luego de tomar agua se recuperó. Pudo llegar a su casa, pero mientras dormía sufrió una descompensación y murió. Un familiar que vive cerca de su casa, preocupado porque Lucas no aparecía, entró en la vivienda y lo encontró ya fallecido en su cama. Llevaba varias horas muerto.

La muerte de Giuliana fue investigada en la Justicia provincial por el fiscal Walter Jurado, quien de inmediato tomó declaración a testigos y envió a analizar las pastillas que la Policía de Investigaciones secuestró en el boliche, entre muchas otras medidas.

El deceso de Lucas Guillermo Liberatore quedó en manos del fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 1, Patricio Múgica Díaz, quien por aquellos días acuñó la frase: "Había una gran cantidad de dealers que vendía drogas como si fueran caramelos".

Pero ya en aquel momento, la Justicia federal comenzó a intervenir por el tráfico y la venta de estupefacientes. El fiscal Gambacorta dio intervención a la Policía Federal para que investigara la presunta venta de drogas sintéticas en Punta Stage. El caso recayó en el juzgado de Vera Barros

Comentarios