Donald Trump
Lunes 29 de Mayo de 2017

Corea del Norte lanzó un nuevo misil que cayó en el mar de Japón

Corea del Norte respondió hoy con una nueva prueba de un misil balístico al llamamiento del Grupo de los Siete para que cese su programa atómico.

Corea del Norte respondió hoy con una nueva prueba de un misil balístico al llamamiento del Grupo de los Siete (G7) de este fin de semana para que cese su programa atómico.
El país comunista disparó al menos un misil balístico de corto alcance desde la costa este, según el Estado Mayor Conjunto del Ejército surcoreano.
Japón indicó por su parte que el proyectil cayó probablemente dentro de su zona económica exclusiva -de 200 millas náuticas frente a la costa- en el mar de Japón. Tokio y Seúl acusaron al Gobierno de Pyongyang de provocación y aseguraron que el test es una nueva violación de las resoluciones de Naciones Unidas.
El Ejército surcoreano señaló que el misil fue disparado desde cerca de Wonsan, 200 kilómetros al este de Pyongyang, y que probablemente se trató de un modelo "Scud" que voló unos 450 kilómetros. Un portavoz del Estado Mayor incluso indicó que podría haber habido más de un lanzamiento.
El "Scud" es un misil soviético construido a partir del A4 alemán de la Segunda Guerra Mundial y que ha seguido desarrollándose desde entonces de forma continua.
Corea del Sur y Japón se encuentran dentro del radio de alcance de los misiles norcoreanos. El país estalinista cuenta además con proyectiles de medio alcance y trabaja en el desarrollo otros de largo alcance que puedan llegar hasta Estados Unidos.
Después de la prueba de dos misiles de alcance medio se trata del tercer ensayo de Corea del Norte con un proyectil balístico solamente en este mes, y el noveno en lo que va de año. Varias resoluciones de la ONU prohíben a Pyongyang llevar a cabo tests de este tipo, que según el tipo de construcción pueden llevar también cabezas nucleares.
Tokio tomará "pasos concretos" junto con Estados Unidos para hacer frente a Corea del Norte, anunció en primer ministro japonés, Shinzo Abe. "No toleraremos las constantes provocaciones", dijo a su vez el portavoz gubernamental Yoshihide Suga.
El Ministerio de Exteriores surcoreano llamó a su vecino a cesar "de inmediato todas las provocaciones". El presidente, Moon Jae-in, convocó como es habitual a su Consejo de Seguridad Nacional. Moon asumió el cargo el 10 de mayo en principio con la intención de volver a acercarse a Corea del Norte.
En Washington, un portavoz del Consejo Nacional de Seguridad se limitó a señalar que el presidente Donald Trump había sido informado sobre los acontecimientos.
El Comando del Pacífico de Estados Unidos informó que el "misil balístico de corto alcance" fue rastreado durante seis minutos hasta que cayó en el Mar del Japón.
"Seguimos monitoreando de cerca las acciones de Corea del Norte", dijo el comando en un comunicado, y precisó que el proyectil no significó riesgo alguno para Estados Unidos.
El sábado, el G7 instó a Corea del Norte a poner fin de forma "íntegra, verificable e irreversible" a su programa nuclear y misilístico. En la declaración final de su cumbre en Sicilia, Italia, llamó también a la comunidad internacional a "doblar" sus esfuerzos para implementar las resoluciones de la ONU al respecto.
Las tensiones han ido en aumento en los últimos meses en la región ante las pruebas de misiles y las dos nucleares que ha llevado a cabo el régimen de Pyongyang. Trump ha amenazado con actuar unilateralmente ante el conflicto.
Pyongyang acusa a Washington y a Seúl de estar preparando un ataque contra el país a través de los ejercicios militares regulares que realizan en la zona, algo que rechazan ambos países.

Comentarios