Mefro Wheels
Jueves 29 de Junio de 2017

Febril negociación evitó que se caiga el traspaso de Mefro Wheels a Cirubon

Los antiguos dueños de la fábrica quisieron cambiar las condiciones y la firma de Villa Gobernador Gálvez casi se baja. Finalmente, hubo paz.

Un capítulo tenso vivieron en las últimas horas los trabajadores de la fábrica rosarina de llantas Mefro Wheels cuando la empresa villagalvense Cirubon, interesada en reactivarla y explotarla, casi abandona la negociación que llevaba adelante con representantes de los dueños de la planta, de origen alemán. Con intervención gremial y provincial, y un bloqueo pacífico al lugar de reunión, los privados retomaron el acuerdo. Así, en los próximos días se producirían los primeros reingresos de trabajadores.

El origen del conflicto fue la pretensión de los alemanes de vender la fábrica ubicada en Ovidio Lagos al 4400, pese a un precontrato firmado en mayo pasado con Cirubon por el cual se establece que la firma de Villa Gobernador Gálvez alquilará las instalaciones por el término de 15 años, con opción a compra, garantizando la continuidad laboral de sus 150 empleados. De allí que los representantes legales de la autopartista, propiedad de la familia Ciccarelli, decidieran dar por caído el acuerdo y retirarse del hotel Riviera, donde participaban de lo que se había anunciado como una reunión técnica.

Convocados por la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y acompañados por otros gremios, los empleados bloquearon pacíficamente el ingreso del hotel, exigiendo que se destrabara la situación. Así, uno de los dueños de Cirubon, Ricardo Cicarelli, se hizo presente en el lugar, mientras en forma telefónica el ministro de la Producción, Luis Contigiani, intercedía para destrabar las diferencias.

"La injerencia política del ministro fue muy importante en la resolución", valoró el asesor legal de UOM Rosario, Pablo Cerra. El abogado explicó que tras la reconciliación, "todo volvió a foja cero, por lo que continúa vigente el precontrato entre Cirubon y Mefro Wheels tal cual como se firmó en mayo pasado en Buenos Aires".

En tanto, queda pendiente el concurso preventivo de acreedores presentado por la compañía de capitales alemanes y rechazado días atrás por el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial N°15. El revés judicial afecta directamente al acuerdo entre los privados, por lo que se intentará que el concurso se tramite en Rosario. "Esto es factible desde el punto de vista jurídico y confiamos en que va a salir todo bien", auguró Cerra.

Sin aporte nacional

La UOM aprovechó la movida para reclamar una vez más por la ayuda económica prometida por el gobierno nacional para los empleados de Mefro Wheels.

Cada empleado debía recibir un total de 91 mil pesos, de los cuales la Nación se haría cargo de 66 mil pesos, distribuidos en tres partes. El secretario adjunto de UOM Rosario, Daniel Gutiérrez, indicó que "el 19 de mayo pasado aportó 18 mil pesos. Ahora había prometido darles un subsidio de 24 mil pesos, no cumplió y corrió el arco del 4 al 11 de julio y, al parecer, en cuotas".

La provincia pagó la ayuda prometida de 25 mil pesos y dos aportes más de 6 mil cada uno a cada trabajador, mientras el gremio continúa con la entrega de bolsones.

Aunque son dos temas paralelos, la indiferencia nacional por la suerte de la fábrica no fue ajena a las dudas de Cirubon, que hace una apuesta importante para reactivarla.

Comentarios